Dimite un concejal del PP de Ames después de dar positivo en una prueba de alcoholemia

El concejal del PP en el Ayuntamiento de Ames (A Coruña) Bernardo Moar Míguez ha renunciado a su acta en el Consistorio después de dar positivo en una prueba de alcoholemia el fin de semana pasado.

Bernardo Moar presentó su dimisión porque, como consta en su escrito de renuncia, entiende que haber dado positivo en un control de alcoholemia «no es la conducta ejemplar como representante público».

«Ante lo cual considero que debo de tomar una decisión dolorosa, pero necesaria y, a la vez, responsable», apostilla en el escrito, en el que no obvia que «en el momento actual, de los representantes públicos se exige ejemplaridad».

Además, el exedil popular pide «perdón» a la ciudadanía de Ames y al Ayuntamiento por lo ocurrido, lo que ha motivado su «renuncia irrevocable».
«RENUNCIA VOLUNTARIA»

También el Ayuntamiento de Ames, en un comunicado, explica que Moar Míguez renunció voluntariamente a su acta «motivado por un hecho ocurrido este fin de semana relacionado con un incidente de tráfico».

Esta situación, sumada a la renuncia de Eugenia Martín, que ejercía como primera teniente de alcalde, ha obligado al regidor amiense a distribuir las tenencias de alcaldía, lo cual ha repartido entre Alfredo Taboada y Ana Ruso.

En cuanto a las áreas, serán repartidas entre los concejales que conforman el gobierno municipal y de las que, según el comunicado, el alcalde informará en los próximos días.
OTRAS DIMISIONES POR ALCOHOLEMIAS

No es la primera vez que se producen dimisiones en las filas populares por una cuestión vinculada a una alcoholemia. El alcalde de Santa Comba, el popular Antonio Landeira, también presentó su dimisión que, aunque motivó en cuestiones personales, se produjo después de haber superado la tasa máxima de alcohol permitida en un control en noviembre de 2014.

Un caso similar es el del exconcejal del PP de Mugardos Gustavo Garro, que anunció su dimisión después de negarse a pasar un control de alcoholemia, motivo por el que fue condenado a un año de prisión, aunque no tuvo que ingresar en la cárcel, y a una multa de 1.200 euros y la retirada de carné durante 16 meses.

Aunque en este otro caso no ostentaba un cargo público, similar es la situación ocurrido con el entonces candidato del PP Ángel Espadas, que era el número tres de la lista que encabezaba Gerardo Conde Roa en las elecciones municipales de 2011.

Espadas presentó su dimisión en la lista tras ser cazado ebrio y dormido al volante de su vehículo, si bien después fue nombrado jefe de gabinete por Conde Roa cuando asumió el bastón de mando en el Ayuntamiento de Santiago. Luego, Ángel Currás, segundo alcalde de la capital de Galicia en lo que va de mandato (ahora es el exconselleiro Agustín Hernández), prescindió de él cuando accedió a la Alcaldía.
RENUNCIAS EN LA CORPORACIÓN

Con estas renuncias, actualmente el PSdeG es el grupo con mayor número de concejales, un total de seis, en una corporación en el que el grupo de no adscritos suma diez miembros, entre los exediles populares y los concejales procedentes del BNG, que se marcharon de la organización frentista tras las escisiones de 2012 en la que esta formación sufrió dos grandes abandonos en bloque.

Así, los exconcejales populares, agrupados en Pacto por Ames, cuentan con seis ediles, mientras que Ames Novo, grupo liderado por Pilar Candocia y que se conformó con los ex del BNG, alcanza los cuatro ediles en esta localidad, que pertenece a la comarca de Santiago de Compostela.

Con todo, aunque el PSOE se mantiene como el único grupo sin escisiones, también ha visto renovadas las caras que salieron de las urnas en mayo de 2011, empezando por el que fue su alcalde, Carlos Fernández. Los socialistas ha renovado prácticamente todo su grupo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar