Debate político en el Parlamento sobre el uso de los coches oficiales

Parlamento_fachada lateral

El vicepresidente de la Mesa del Parlamento, Miguel Santalices, ha reconocido que usa coche y chófer a disposición de la Cámara para sus traslados para el pleno o reuniones de los órganos, pero ha incidido en que es legal y que, en todo caso, cuando es así, renuncia a la compensación por kilometraje a la que tienen derecho los diputados por estas convocatorias.

Después de la información de Galicia Confidencial en la que se hacía pública que tanto él como el secretario de la Mesa, José Manuel Balseiro, utilizaban este recurso de forma habitual para acudir a las convocatorias; Santalices, en declaraciones a Europa Press, ha remarcado que, además de acudir al pleno, él usa habitualmente el vehículo para numerosos actos fuera de la Cámara, que son de «representación», como exposiciones.

El acuerdo de 2011 supuso quedarse con tres funcionarios, de los cuales uno haría los traslados diarios de la presidenta del Parlamento. Los otros dos quedaban a disposición de la institución para uso de cualquiera de los diputados, con utilización preferente para los miembros de la Mesa, con el fin de realizar.

El resto del uso de los coches se haría en función de tareas institucionales de carácter representativo o de las incidencias encomendadas.

Actualmente, la Cámara permanece con cuatro chóferes, dos de ellos eventuales, tras la jubilación de uno de los tres funcionarios que había en 2011. El acuerdo continúa en vigor y no fue modificado, han explicado fuentes parlamentarias.

En la acutalidad, además de un conductor menos que en 2011, el parque móvil del Parlamento cuenta con cuatro vehículos –tres turismos y una furgoneta para atender la logística diaria de la institución–. En la séptima legislatura (2005-2009), había nueve vehículos y ocho conductores.

Además, el Parlamento ha reiterado que «tampoco existen conductores adscritos individualmente» a los miembros de la Mesa, salvo a al presidenta, y los vehículos se gestionan siguiendo los criterios fijados en el acuerdo de 2011.

DEFIENDE QUE ES LEGAL

Santalices ha defendido que, cuando él acude al pleno, también «preside» las sesiones plenarias y su labor, ha entendido, es de representatividad. Así, ha incidido en que el uso del vehículo que hace se ciñe a la «legalidad» del acuerdo aprobado en septiembre de 2011 por la Mesa, cuando se suprimió la asignación individual de chófer como personal de confianza de cada uno de los miembros de este órgano.

«Yo lo estoy usando para actos correspondientes con mi cargo», ha defendido Santalices, quien ha subrayado que «es bueno» que el vicepresidente de la Cámara acuda a los actos a los que él va para «representar» a la institución y quien ha advertido de que «no» va a «dejar de hacerlo». «El gasto que provoco no es excesivo y hago una buena representación», ha abundado.

EXPLICACIONES

Por su parte, la vicepresidenta segunda de la Mesa del Parlamento, Marisol Soneria, preguntará a la presidenta, Pilar Rojo, si los otros dos miembros del PP en el órgano rector, Miguel Santalices (vicepresidente) y José Manuel Balseiro (secretario), acuden a los plenos y otras convocatorias ordinarias en los coches que están a disposición de la Cámara para uso representativo.

Según ha indicado a Europa Press, ella únicamente ha hecho uso del coche para regresar a su casa después de una convocatoria en el Parlamento por un motivo de salud, y ha indicado que la otra integrante de la Mesa que pertenece a su grupo, Concepción Burgo, también se desplaza por sus medios a la Cámara.

Sobre el último de los contratos eventuales de chóferes que se llevó a la Mesa del Parlamento para cubrir una jubilación, la socialista Marisol Soneira ha indicado que, cuando se trató este asunto, su partido no preguntó «sus antecedentes» políticos y únicamente se limitaron a autorizar que se cubriese este puesto, propuesta que, añadió, llevó la propia Pilar Rojo.

Sin embargo, en la misma información que publica este jueves Galicia Confidencial se señala que este conductor estaría vinculado al PP y sería de la localidad de Cervo, en la Mariña de Lugo, de donde también procede el secretario de la Mesa.

«ABUSO DE CONFIANZA»

«Desde el punto de vista personal, me parece un abuso de confianza», ha lamentado Marisol Soneira, en relación a si se «confirma» este extremo de la información, sobre lo que preguntará en la próxima reunión del órgano rector del Parlamento.

Los socialistas consideran «inadmisible» que se alegue que los plenos, las comisiones y las reuniones de la Mesa y Xunta de Portavoces sean tareas institucionales de carácter representativo y añaden que este argumento «no es más que un regate que evidencia la fragilidad, contradicciones y falsedad de la austeridad de la que presume su presidente».

El PSdeG, que en la Mesa del Parlamento cuenta con dos representantes –Marisol Soneira y Concepción Burgo, exige una «explicación pública y documentada» sobre el «cambio de criterio acerca del uso de los vehículos oficiales para beneficiar a sus miembros».

El principal grupo de la oposición considera que Feijóo y el PP «hacen realmente difícil creer en sus palabras y compromisos» cuando amparan una administración opaca que «incumple reiteradamente el reglamento del Parlamento para esconder la documentación que solicitan los grupos y evitar dar cuenta de su actuación».

FEIJÓO NO SE PRONUNCIA

Por su parte, preguntado tras la reunión del Consello de la Xunta, el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, ha eludido pronunciarse al respecto y ha remitido a la Cámara gallega. «Es una cuestión del Parlamento», ha zanjado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar