La prensa española editorializa sobre el encuentro entre Estados Unidos y Cuba

Cabeceiras prensa_El Mundo_El Pais, ABC_La Razón
EL PAÍS: EL PRAGMATISMO DE OBAMA Y CASTRO ABRE LA VÍA DE LA NORMALIZACIÓN ENTRE EEUU Y CUBA

«Hasta ayer, la guerra fría no había concluido en el Caribe». Tras el «histórico anuncio», hecho en paralelo por Barack Obama y Raúl Castro, «se inicia un nuevo capítulo entre ambas naciones, pero la decisión no sólo cambia la historia del último medio siglo. Tal vez cambie la del medio siglo próximo. Obama anticipó que la sociedad civil cubana debe participar en la cumbre de las Américas el próximo abril en Panamá». «La posibilidad de que eso desencadene cambios políticos trascendentes en Cuba es difícil de predecir. Pero se trata sin duda de un anuncio que los disidentes cubanos habrán escuchado con esperanza». «Existe, además, una importante deriva continental: los cambios no tendrán sólo una repercusión en la isla caribeña». El Gobierno de Maduro ya habrá evaluado «las implicaciones» para su propia «sustentabilidad». «La puerta se ha abierto; arranca ahora un recorrido de resultados inciertos. El levantamiento del embargo, por ejemplo, necesita de un voto en el Congreso de EEUU, en el que la oposición republicana es mayoritaria». «A comienzos de su Administración, en 2009, Obama dijo que su Gobierno no daría lecciones a los demás Estados americanos, y aseguró que deseaba escuchar y dialogar de igual a Igual. Probablemente su decisión sobre Cuba sea un gesto fundamental para hacer esas palabras enteramente creíbles al sur del río Grande y en el resto del mundo». «El inquilino de la Casa Blanca, en la recta final de su mandato, quiere que esta decisión forme parte de su legado para la historia».

EL MUNDO: UNA DECISIÓN HISTÓRICA QUE PERMITIRÁ A CUBA CAMINAR HACIA LA DEMOCRACIA

«La reanudación de las relaciones diplomáticas entre EEUU y Cuba anunciada ayer por Raúl Castro y Barack Obama supone un cambio trascendental en la política exterior de ambas naciones». «La decisión de Obama pone fin a más de 50 años de enfrentamiento con la isla». «En un discurso memorable, el presidente norteamericano ha venido a reconocer el fracaso de las políticas ‘obsoletas’ de hostigamiento y asfixia económica al régimen de los Castro». «Con un talante abierto y conciliador, que contrastó con la retórica y la estética revolucionaria de Raúl Castro, Obama recordó que el objetivo prioritario de su Gobierno es ayudar a que la democracia retorne a la isla». «Es cierto que los cubanos tardarán un tiempo en recibir los beneficios de la nueva situación y que aún no hay un calendario de reformas, pero parece claro que nos encontramos ante el inicio de la tan esperada transición política en la isla». Cuba «debe profundizar en la incipiente liberalización de su economía para sacar al país del subdesarrollo, instaurar las libertades y poner fin a la persecución y encarcelamiento de los opositores políticos». «Muchos exiliados considerarán esta decisión como una traición, pero la determinación mostrada por Obama es la respuesta que esperaba la comunidad internacional, que ha celebrado el fin de un bloqueo innecesario, ineficaz e injusto para los cubanos».

ABC: AHORA DEBEN MOVER FICHA LOS CASTRO

«El paso que acaba de dar Barack Obama aceptando normalizar las relaciones diplomáticas con Cuba puede considerarse como el desenlace del último capítulo pendiente de la Guerra Fría. Por desgracia, ese deshielo entre Washington y La Habana no se ha producido en las condiciones que hubieran sido deseables. Cuba sigue siendo una dictadura», y, en cierto modo, «esta decisión constituye una recompensa inmerecida para el castrismo». «Con todas las reservas ante el inicio de un proceso cuyo desenlace es todavía incierto, resulta evidente que, tras más de medio siglo, la parte más significativa de esta política de aislamiento -como el embargo comercial- sólo ha conseguido constituirse en el mejor pretexto para la represión. Es más, la nueva situación es un desafío de primer orden para el régimen militar caribeño». «Ahora, les toca mover ficha» a los Castro. Por otro lado, hay que reconocer que el ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, ha tenido la «gran intuición» de interpretar los nuevos vientos en las relaciones de Europa y EEUU con Cuba. No obstante, «es imprescindible seguir recordando que el objetivo para el final de este capítulo no era el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Occidente, sino la democratización y liberalización de la sociedad cubana».

LA VANGUARDIA: EL FIN DEL BLOQUEO A CUBA

Cincuenta y tres años después, Washington y La Habana han abierto negociaciones para restablecer los intercambios diplomáticos y comerciales. «El giro dado ahora por EEUU en su política con respecto a Cuba supone una más que notable disminución de los efectos del bloqueo». «El fin de un embargo considerado por casi todos era previsible. Es una decisión que no sólo favorecerá a los cubanos, sino a todo el mundo, puesto que abre la puerta a una normalización de las relaciones con Cuba, incluidas las comerciales, y al mismo tiempo crea la esperanza de un cambio público en el también obsoleto y trasnochado régimen isleño, necesario desde casi todos los puntos de vista. Se trata de un paso importante en la buena dirección, aunque habrá que ver cómo encaja la nueva situación la dictadura cubana».

EL PERIÓDICO: EL PASO HISTÓRICO ENTRE CUBA Y EEUU

«El aislamiento no ha funcionado. Lo ha dicho el presidente Barack Obama en reconocimiento del fracaso absoluto de una política que ha durado medio siglo». Un embargo que «sólo ha servido para castigar a la población civil, que ha privado a EEUU de un vecino comercial y ha limitado su influencia en América Latina». «Han tenido que pasar todas estas décadas; ha tenido que acercarse el final del segundo mandato de un presidente con, hasta ahora, un escaso legado en el frente internacional; ha tenido que surgir una nueva y constructiva generación de cubanos de Miami; ha tenido que caer el precio del petróleo doblegando a los históricos valedores de La Habana, como Rusia y Venezuela, y ha tenido que llegar al Vaticano un Papa latinoamericano para que las relaciones entre EEUU y Cuba» dieran «un tumbo radical». Con el paso de ayer, ha caído «el penúltimo estertor de la guerra fría (queda Corea)».

LA RAZÓN: EEUU Y CUBA ROMPEN EL HIELO

«Las relaciones entre EEUU y Cuba dieron ayer un giro radical que supondrá el fin de lo que ha definido la política de la Administración norteamericana hacia la isla en los últimos años: el embargo económico». «Lo importante es que Cuba está obligada a emprender una transición que acabe con un régimen obsoleto que impide el desarrollo y bienestar de sus ciudadanos y las más elementales libertades». «La modernización de la economía cubana será lenta (no hay que olvidar que ni aparece con el ránking de competitividad global) y necesitará de medidas políticas claras que abran una transición hacia la democracia, lo que supondrá el cumplimiento de los derechos humanos, incluida la libertad de los presos políticos». «Es la hora de que Cuba encuentre el camino hacia la democracia».

CINCO DÍAS: ABRAZO HISTÓRICO DE EEUU Y CUBA

La orden dada por Barack Obama para el inicio inmediato del diálogo con Cuba y restablecer las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana es la demostración de que hasta un «pato cojo» puede «hacer política de gran altura si se lo propone». «Las presiones en contra a que se verá sometido serán enormes, especialmente interiores, pero el apoyo internacional a favor, encabezado por el Papa, será gigante, siempre que no sea un abrazo de oso. Un puntal primordial en esos apoyos va a ser España, por razones históricas, culturales, sociológicas, familiares, sentimentales e incluso humanitarias, dada la situación de la isla. Pero España, primer inversor occidental en Cuba, incluso durante el embargo, debe jugar un papel fundamental en esta nueva era cubana. Una enorme oportunidad para las empresas que es a la vez una obligación para modernizar aquel país, tan querido aquí».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar