Defienden el TAC para la flota gallega ante el comisario de Pesca de la UE

La Fundación Rendemento Económico Mínimo Sostible e Social (Fremss) ha enviado una carta al comisario europeo de Pesca, el maltés Karmenu Vella, para reclamar que tenga en cuenta las reivindicaciones de la flota gallega en el reparto de Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas de la flota europea para el próximo año, que los ministros de Pesca de la UE tendrán que negociar en su última reunión del año, este lunes y martes, días 15 y 16 de diciembre.

En esa misiva, la Fremss llama a la consecución de «un equilibrio entre la sostenibilidad biológica» con la «sostenibilidad social y económica», pero recuerda que las decisiones de Bruselas afecta a Galicia de forma especial por ser «tan dependiente de la pesca», como son las concernientes a «la merluza, rape de Gran Sol, o jurel y caballa que se capturan en aguas del Cantábrico».

Por ello, llama la atención sobre que Galicia «es la primera región marítimo-pesquera de la UE tanto por su flota, empleo generado como por las descargas de pesca fresca y congelada». Así, el sector del mar le da empleo directo a «más de 38.000 personas» y factura «en torno a los 4.700 millones de euros».

Asimismo, remarca que Galicia representa cerca del 10% de la capacidad pesquera del conjunto de la UE, el número de tripulantes supone cerca del 8% del empleo de la pesca en Europa, mientras que «estudios publicados por la Comisión Europea destacan que en algunas zonas pesqueras de Galicia la dependencia de la actividad pesquera supera el 50% del total de ocupados».

De este modo, pide aunar «la pervivencia» de los ‘stocks’ con la del tejido económico y social dependiente de esta actividad. A modo de ejemplo, llama la atención sobre que en la ciudad de A Coruña viven 15.000 familias directamente e indirectamente de esta actividad, y «no se puede permitir seguir destruyendo más puestos de trabajo».

PROPUESTAS DE LA CE

La Comisión Europea ha propuesto reducir en un 15% las posibilidades de pesca de la flota comunitaria en 2015 para la merluza capturada en aguas ibéricas, lo que supone un giro en la estrategia comunitaria que, desde hace años, promueve mejoras de entorno al 15% en la pesca de merluza del Sur. También apuesta por reducir en un 4,1% la pesca de merluza del Norte, un caladero para el que aumentó las capturas en 2014 por primera vez en años.

Este reparto forma parte de la propuesta de Bruselas para los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas de la flota europea para el próximo año y que los ministros de Pesca de la UE tendrán que negociar en su última reunión del año, los días 15 y 16 de diciembre.

Se trata de la primera vez que la propuesta del Ejecutivo comunitario se apoya en la nueva Política Pesquera Común (PPC), que apunta el Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) de las especies como referencia para establecer las capturas. Es también la última propuesta de la actual comisaria del ramo, Maria Damanaki, que no tendrá que defenderla delante de los 28 ya que en noviembre fue relevada en el cargo por el maltés Karmenu Vella.

Los cambios introducidos y los dictámenes científicos tenidos en cuenta para redactar la propuesta de TAC y cuotas han limitado a cuatro las especies para las que Bruselas vería con buenos ojos incrementar la pesca en el próximo año.

Así, plantea aumentar las capturas del rape del cantábrico (13,6%), para la cigala de aguas del Norte y Noruega (14,2%), el lenguado en el canal de La Mancha (2,3%) y el jurel de aguas ibéricas. La comisaria Damanaki contempló estas mejoras porque se trata de especies que han alcanzado el RMS, en parte gracias a las «buenas prácticas de la industria y de los Estados miembros», según informa Bruselas.

Del otro lado, la situación «desfavorable» o «alarmante» de ciertos recursos, como el del bacalao del mar de Irlanda o el lenguado capturado en La Mancha occidental, han llevado al Ejecutivo comunitario a proponer importantes reducciones.

Además de la revisión a la baja de las cuotas de merluza en aguas del Sur y del Norte, ambas de gran valor comercial para la flota española, la Comisión pide recortar la pesca de gallo en aguas ibéricas en un 55% y algo más del 20% en aguas comunitarias frente a la costa francesa y en el norte.

También plantea reducir las capturas de rape del norte en un 11,9% y las cigalas en un 10% para las capturadas en el Cantábrico y en un 17,6% en aguas del Norte. Otra disminución importante propuesta por Bruselas es para el abadejo (-20 %).

Quedan pendientes de propuesta algunos caladeros de gallo, rape y cigala, en base a los datos científicos necesarios para evaluar la situación de los recursos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar