Los detenidos de la secta de Oia comparecen ante el juzgado de Tui

El líder de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel antes de ser apartado por el Obispado de Tui-Vigo, Feliciano Miguel Rosendo, y su mano derecha, ambos detenidos en Collado (Madrid), han sido trasladados en la mañana de este viernes a los juzgados de Tui.

Así lo han señalado fuentes de la Guardia Civil, que han indicado que los dos arrestados han sido llevado desde las dependencias de la Comandancia de Pontevedra hasta el Juzgado de Instrucción Número 1 de Tui.

Los dos arrestos se han practicado el jueves en una vivienda en la localidad madrileña de Collado, en la que se ha realizado también un registro en el domicilio.

La detenida junto al considerado líder de la secta, es una mujer que se hacía pasar por monja, según han precisado fuentes de la investigación.

ASOCIACIÓN ILÍCITA

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha explicado que la causa se sigue por asociación ilícita y la lleva el Juzgado de Instrucción número 1 de Tui, que la ha declarado secreta.

Las dos detenciones se han producido después de que el miércoles familiares de seguidores de la supuesta secta denunciasen abusos sexuales y acusasen al líder de haber cometido estafa y tráfico de influencias. Estas familias advirtieron de que la orden actuaba ahora como ‘La Voz del Serviam’ con casas en Collado Villalba y El Escorial y denunciaron que mantiene a sus hijos y nietos menores de edad bajo su influencia.

Fuentes de la investigación han añadido que se sabía que miembros de esta organización iban a tener una reunión en el municipio madrileño el jueves, jornada en la que la Policía Judicial de la Guardia Civil ha practicado los arrestos.


DENUNCIAS

Un grupo de 14 familias con miembros pertenecientes a esta orden ya habían denunciado el pasado mes de octubre que «en nombre y bajo el amparo de la Iglesia habían secuestrado» a sus hijos, ante lo que pidieron que se los devolvieran. La Guardia Civil inició investigaciones tras las denuncias presentadas y el Juzgado de Instrucción número 1 de Tui abrió diligencias.

Según contaron este grupo de familiares, llevan varios años luchando por demostrar que esta organización «es en realidad una secta» y que mantiene «actitudes que se pudieran considerar delictivas». Con este propósito, contrataron a una empresa de detectives que les indicó que esta asociación religiosa fundada por Feliciano Miguel Rosendo Da Silva puede tratarse «de una secta destructiva», al detectar «indicios de fraude fiscal y posibles abusos sexuales», entre otros delitos.

La Iglesia, que intervino la Orden el pasado 26 de marzo, está a la espera de un informe para decidir si la suprime o no y el obispo de Tui-Vigo, Luis Quinteiro, destituyó al líder y fundador.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar