Darío Villanueva considera «preocupante» el descenso de hablantes en gallego

El director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, ha asegurado este lunes que la pérdida de hablantes del gallego, evidenciada en el último informe del IGE, es «preocupante» y ha atribuido esta situación al «compromiso individual» con el idioma y a la «transmisión a los hijos en el ámbito familiar».

Poco antes de participar en un acto en Santiago de Compostela, Darío Villanueva ha indicado que, «objetivamente», desde el punto de vista institucional, educativo o mediático «nunca el gallego tuvo unas oportunidades mejores de las que tiene ahora».

Además, el director de la RAE ha dado por «superado» el obstáculo de la «infravaloración del gallego y de los hablantes en gallego», algo que «hoy en día no existe» a excepción de «algún tipo anacrónico».

«Que en este contexto estos datos salten es preocupante», ha reiterado Villanueva, que ha apuntando como causa, «más que el ordenamiento legal y la intervención de la administración», al «compromiso individual de las personas con la lengua» y «a la transmisión a los hijos en el ámbito familiar».

GESTIÓN DE LA RAE

Por otra parte, Darío Villanueva ha reiterado, a preguntas de los medios, su intención de poner en marcha cuanto antes la Sociedad de Gestión de la Real Academia Española, que permitirá racionalizar la institución y garantizar su financiación.

De hecho, el nuevo director ha recordado que la Sociedad de Gestión está ya constituida y que, a partir del primer plenario de enero –en el que él ya ejercerá como responsable– «comenzará a funcionar como tal».

Entre otras cuestiones, ha señalado que esta sociedad tendrá como objetivo la «redistribución de los recursos humanos de la academia» con la idea de «liberar la estructura» de la RAE «propiamente dicha» de los «componentes más vinculados a la gestión empresarial». «La Academia no es una empresa ni va a serlo, pero hay facetas del trabajo que inciden sobre aspectos empresariales», ha señalado Villanueva.

Paralelamente, la institución trabajará para «resolver» el «desajuste presupuestario» generado por la bajada de la inversión del Estado. «En los momentos mejores de financiación el Estado no daba más del 50 por ciento –de la financiación–, el resto venía de otras fuentes; ahora la aportación del Estado ha bajado un 60 por ciento», ha resumido.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar