El presidente de Sociedad Gitana, Sinaí Jiménez, llamado a declarar por el «destierro»

Sinaí Giménez_líder xitanos comunidade xintana

El presidente de Sociedad Gitana y conocido como príncipe de los gitanos, Sinaí Giménez, que ha sido llamado a declarar por la Fiscalía ha avanzado que llevará, en su comparecencia, documentación para «demostrar de dónde viene el conflicto» entre los gitanos en Tui y ha augurado que una concejala del PP «saldrá imputada».

A través de un comunicado de prensa, en el que asegura que se muestra «encantado de poder contarle al fiscal toda la verdad», algo que él mismo –dice– «solicitó» hace varios días, Sinaí Giménez explica que aprovechará la declaración antela Fiscalía para llevar información en la que, asegura, se demostrará una «prevaricación» por parte de la concejala de Ferias y Mercados de Tui, Olga Montes.

Así, ha dicho, aportará «testimonios, pruebas, fotos y documentos. «Por que no dudamos en ningún momento que se aclarará por donde viene el conflicto y que la concejala saldrá imputada», afirma Sociedad Gitana.

En el comunicado, la entidad señala que «hay personas que se creen que van a coaccionar a Sinaí Giménez con este tipo de noticias mediáticas que ponen a la Fiscalía como si fuera «el coco», cuando en realidad la Fiscalía es una institución muy seria que actúa por hechos y no por fantasmadas».

«Y mucho menos por denuncias contaminadas y envenenadas de represalias para intentar que Giménez fuerce a que los gitanos zamoranos se coman todas las ferias y mercados de Galicia como lo vienen haciendo desde hace más de 30 años», advierte.
ESCOLARIZACIÓN

Sinai Giménez también explicará al fiscal que los padres gitanos zamoranos que no llevaron a sus hijos en su día y los cuales continúan a día de hoy sin ser escolarizados «los están utilizando como rehenes de un conflicto solamente con el oscuro fin de desacreditar, desprestigiar y dar una mala imagen de la Comunidad Gitana Gallega, así como de sus máximos representantes».

Consideran que se hace para «intentar presionarle y que fuerce la solución antes descrita amén de intentar dejar la impresión de que se trata de un conflicto social».

Para Sociedad Gitana, en realidad y «en la oscuridad», lo que se pretende por parte de los zamoranos «es copar y dominar todos los mercadillos y ferias que se celebran en Galicia, desplazando y eliminando a los gitanos ambulantes gallegos».

Así, la Sociedad Gitana de Galicia considera que «utilizar a estos niños para conseguir otros escabrosos objetivos es de cobardes» con mayúscula.
DECISIONES Y LISTA DE ESPERA

Por otro lado, Sociedad Gitana destaca que las decisiones «se toman por mayorías y no por minorías», por lo que, en base a los estatutos de la cooperativa, la titularidad de los mercadillos «pertenece únicamente a la cooperativa».

De esta manera, cualquier cooperativista que se dé de baja, implicará que la cooperativa asignará el puesto vacante en base y por orden de una lista de espera de ambulantes gallegos que llevan tiempo esperando una vacante para formar parte y así acceder a un puesto de trabajo.

Así, «en ningún caso la cooperativa transferirá o cederá ninguno de los puestos que queden vacantes a ninguna otra asociación, cooperativa o excooperativista que quiera volver a formar parte de ella», de forma que tendrá que pasar a la lista de espera en el lugar que le corresponda, «descartando rotundamente cualquier trato de favor o privilegio a dicho excooperativista como los zamoranos pretenden».
MIÉRCOLES DÍA 10

La Fiscalía del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha llamado a declarar al presidente de Sociedad Gitana de Galicia en el marco de las diligencias abiertas para dilucidar si se ha cometido algún delito en el supuesto destierro del colectivo de gitanos castellanos asentados en las zonas de Tui y O Porriño.

Según han confirmado fuentes del ministerio público, Giménez deberá comparecer ante el fiscal el próximo 10 de diciembre, en el marco de una investigación iniciada el pasado 11 de noviembre. La actuación comenzó a raíz de una denuncia del presidente de la Asociación Galega de Ambulantes e Autónomos, Francisco Romero Alvite (que ya declaró en Fiscalía).
CONFLICTO

El conflicto tiene su origen en enfrentamientos internos entre vendedores ambulantes de etnia gitana tras la suspensión del conocido como mercadillo de la frontera en Tui. Un grupo de feriantes, encabezados por la asociación Sociedad Gitana y la ‘familia real’ de esta etnia (cuya cabeza visible es Sinaí Giménez) inició protestas y un boicot al mercadillo alternativo.

Sin embargo, otros gitanos se mostraron reacios a secundar dicho boicot y se desataron los enfrentamientos. Giménez y los suyos culparon a cuatro pastores de la Iglesia Evangélica de perjudicar la actividad de los feriantes y de ser «traidores» y «confidentes» del alcalde de Tui, por lo que decidieron su destierro.

Varios centenares de personas (entre ellos decenas de niños que estaban en escolarizados en la comarca) se sumaron al destierro en apoyo a los pastores y para denunciar la situación de presión de la ‘familia real gitana’. La mayor parte de ellos pertenecen a clanes zamoranos y muchos abandonaron Tui y O Porriño tras décadas asentados en estos pueblos.

Tras la presentación de la denuncia en la Fiscalía, los clanes supuestamente ‘desterrados’ volvieron a Galicia el pasado 30 de noviembre pero, a pesar de las numerosas reuniones entre ambas partes, no ha sido posible un acuerdo. Por ello, este colectivo, ante el temor a represalias, ha optado por seguir sin enviar a los niños a la escuela, y no descartan volver a marcharse.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar