Rajoy ofrece diálogo a Mas, que reitera que «el adversario es el Estado español»

Imagen de archivo.
Imágen de archivo.

El periódico EL PAÍS anticipa en su portada el contenido de un artículo que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, firma en páginas interiores, titulado «Los puentes del diálogo», publicado con motivo del lanzamiento de la edición en catalán de este diario. En el mismo, Rajoy transmite al presidente de la Generalitat y al resto de los catalanes «el aprecio del conjunto de los españoles». Subraya, en este sentido, el hecho de que «un presidente del Gobierno, en un día tan simbólico como el 12 de octubre, pueda dirigirse a los catalanes en lengua catalana y a través de un medio catalán tiene plena congruencia». «Al fin y al cabo -añade- se trata de la proyección natural de los valores de una sociedad abierta como es la española, que ha interiorizado como una realidad diaria la comprensión y el amor por las razones y las lenguas diversas de sus ciudadanos».

Con el afán de comprenderse y compenetrarse mejor, continúa Rajoy, «es necesario abandonar unas actitudes y reforzar otras. Abandonar, por ejemplo, imposiciones y órdagos, buscar soluciones realistas y atender a un signo de los tiempos que -en el mundo y, muy notablemente, en Europa- pasa por más y mejor integración. Y, junto a ello, impulsar el espíritu de moderación, mostrar predisposición al entendimiento y ser todos capaces, al mismo tiempo, de compatibilizar los gestos de generosidad y de lealtad. ¿Estamos dispuestos a ello? El Gobierno, desde luego, sí lo está: queremos dar vigencia a esos puentes del diálogo que se sustentan sobre los pilares de la ley». «Es precisamente nuestra experiencia democrática la que nos invita a resolver nuestras diferencias en común, a sabiendas de que dicha actitud nos hace crecer en tolerancia y apertura, o -dicho de otro modo- nos invita a entendernos en positivo», concluye el jefe del Ejecutivo.


«EL RIVAL ES EL ESTADO ESPAÑOL»

El presidente de la Generalitat exigió ayer unidad y corresponsabilidad a todas las fuerzas políticas favorables a la consulta, a las que pidió que no se confundan de adversario ya que éste no se encuentra dentro de Cataluña sino que es -indicó- «el Estado español».

En una fiesta de CDC celebrada en la localidad de Manresa, Mas lanzó un mensaje de unidad de cara al próximo 9 de noviembre, día en que «los catalanes podrán decidir su futuro».

En un discurso marcado por la tensión entre CiU y ERC -subrayan los analistas-, y las dudas sobre la posibilidad de que se pueda o no celebrar la consulta, subrayó la necesidad de preservar «el consenso político». «Es muy importante que los partidos entiendan que el adversario no lo tenemos en Cataluña, el adversario de los partidos catalanes está fuera de Cataluña, y se llama Estado español», reiteró Mas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar