Santiago: La oposición no consigue debatir sus propias mociones

Pleno Concello de Santiago_sen concelleiros PP

La oposición de Santiago –PSOE y BNG– no ha conseguido que las mociones llevadas al pleno de este jueves hayan llegado ni tan siquiera a debatirse, pues pese a ganar presencialmente con 12 votos a favor frente a los cuatro en contra de los ediles populares, esta docena de sufragios no es suficiente para aprobar la urgencia de las iniciativas presentadas, ya que se requieren al menos 13 apoyos de los 25 totales que componen la Corporación.

El PP se encuentra en este momento en el Ayuntamiento de Santiago con nueve vacantes en sus filas –las de los siete ediles inhabilitados, y las de los dimitidos Rebeca Domínguez y Adrián Varela–, y con sólo cuatro concejales de 13 en activo, incluido el todavía alcalde, Ángel Currás. Pese a ello, los nueve ediles del PSOE y los tres del Bloque no han logrado ni llegar a debatir sus propuestas.

Y es que los populares han rechazado la urgencia de estas mociones, por lo que no se han llegado a debatir, pues para que esto ocurra es preciso el apoyo de la mayoría de la Corporación, es decir, no influye simplemente el número de ediles presentes en la sesión plenaria.

Con todo, la minoría del PP en el pleno –que había pedido aplazar esta junta– ha quedado evidenciada de forma que el todavía alcalde, Ángel Currás; la teniente de alcalde, Reyes Leis, y los ediles José María Rosende y Luis Meijide, han perdido numéricamente todas las votaciones sobre la urgencia de las mociones –menos una– por 12 votos a cuatro, aunque la oposición no haya conseguido alcanzar los 13 sufragios.

De tal forma, por el pleno han ido pasando las diversas mociones de socialistas y nacionalistas como la apertura de comedores escolares en verano, que no se cierren camas en el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) durante época estival o que se ponga la bandera multicolor en defensa del colectivo LGTB en el balcón de Raxoi el Día del Orgullo Gay. Propuestas todas ellas cuya urgencia ha sido tumbada una a una, dado que la oposición no llega a los 13 votos requeridos para su debate.

La única moción que la oposición no ha votado de misma forma ha sido una propuesta del BNG sobre el derecho a decidir entre República o Monarquía y en recuerdo de la proclamación el 27 de junio del año 1931 durante unas horas de la República Galega. El PSOE se ha abstenido a la hora de votar la urgencia de esta moción, y los tres votos del BNG han sido superados por los cuatro de los populares. Precisamente, esta propuesta se ha llevado a un pleno en las paredes del cual ya no cuelgan los tradicionales retratos de Juan Carlos I y su esposa Sofía.
PRÓXIMO ALCALDE

Esta situación en el pleno se ha producido en la misma semana en la que el exconselleiro y futuro alcalde de Santiago, Agustín Hernández, ha mantenido su primera reunión con el equipo completo con el que dirigirá Santiago.

Hernández ha tenido que cubrir nueve vacantes tras inhabilitar la Justicia a los siete ediles que aprobaron en junta de gobierno autorizar el pago de la defensa del concejal, Adrián Varela –imputado en la Operación Pokémon–, que dimitieron por imperativo legal; la del propio Varela que también había renunciado con anterioridad; y la de Rebeca Domínguez.

Aunque Currás renunció a la Alcaldía presionado por el PPdeG y en el partido se da por hecho que se irá con prontitud, cuando empiece a trabajar el nuevo equipo de Hernández, de momento el propio regidor no ha ratificado en que momento dará el paso, por lo que sigue en Raxoi, al igual que Reyes Leis, Luis Meijide y José Manuel Rosende.

Ahora, además, se incorporarán la actual senadora e histórica del PP de Santiago, María Jesús Sainz; la gerente del Consorcio de Santiago, María Ángeles Antón; el licenciado en Derecho y actual secretario municipal del Ayuntamiento de Boiro, Manuel Martínez Varela; así como el subdirector de la Xunta Ramón Quiroga, marido de una de las ediles salientes, Cecilia Sierra.

Hernández también se rodeará en su equipo de miembros de la Consellería en la que le ha relevado Ethel Vázquez, como es el caso de la ingeniera de Caminos y actual directora del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS), Teresa Gutiérrez; o la licenciada en Derecho y asesora jurídica de su departamento, María José Corral. Además, se incorporará Alejandro Sánchez-Brunete Varela, quien fue asesor de la Consellería de Presidencia y del propio Consistorio compostelano.

De la lista que encabezó en 2011 Gerardo Conde Roa, el primero de los tres alcaldes que sumará Santiago en tres años y que se vio obligado a dimitir tras conocerse su implicación en un fraude fiscal, sólo entrarán a partir de ahora el que será regidor, que ocupó el último puesto, y la diputada Marta González, que le antecedía número 24 de la candidatura.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar