El juez Castro procesa a la infanta, la defensa recurrirá y La Zarzuela expresa su «pleno respeto»

Infanta Cristina_4

El juez José Castro dio ayer por concluida la instrucción del caso Nóos confirmando la imputación de la infanta Cristina por dos delitos fiscales y otro de blanqueo de capitales al considerar que hay “sobrados indicios” de que interviniera en la presunta trama “lucrándose en propio beneficio” y “facilitando los medios para que lo hiciera su marido”, Iñaki Urdangarin, mediante una “colaboración silenciosa de su 50% de capital social de los fondos ilícitamente ingresados en la entidad mercantil Aizoon”, fondos procedentes del lucro obtenido por el Instituto Nóos de las arcas públicas de las comunidades valenciana y balear, a los que se añaden el dinero que Urdangarin no desembolsó “gracias a sus defraudaciones fiscales”.

En el auto de transformación en procedimiento abreviado de las diligencias, Castro asegura que no debe pronunciarse sobre “si la explicación a esa actitud residía en la confianza, veneración o amor que profesaba a su marido” ni sobre los efectos penales que pudieran derivarse de ella, por lo que será “un eventual tribunal sentenciador” el que abordará la cuestión. Asimismo, considera “difícil compatibilizar” que Aizoon fuera “una sencilla y entrañable entidad familiar” con el hecho de que cambiara varias veces de domicilio y lo compartiera con numerosas sociedades del entramado. El juez recuerda que el notario que constituyó Aizoon dijo que se creó para “tener un escudo frente a Hacienda”.

Sobre el presunto blanqueo de capitales, el juez Castro considera que Doña Cristina realizó gastos privados con los ingresos que obtuvo de Aizoon de “actividades supuestamente delictivas”, y recuerda que en la causa figura “una ingente cantidad” de “gastos privados” del matrimonio que se cargaron a Aizoon. Los gastos de las fincas propiedad de Aizoon fueron superiores a los ingresos por alquiler en 2007 y 2008, por lo que el juez considera “matemáticamente imposible” que permitieran sufragar dichos gastos personales.

Por otro lado, el instructor considera que los supuestos delitos contra Hacienda que se imputan a Iñaki Urdangarin “difícilmente se podrían haber cometido sin, cuando menos, el conocimiento y aquiescencia de su esposa”, “por mucho que de cara a terceros” mantuviera “una actitud propia de quien mira hacia el otro lado”.

El juez José Castro imputa, además de la Infanta, a otras 15 personas, entre ellas Iñaki Urdangarin, su socio, Diego Torres, y su esposa, y representantes de los gobiernos de Valencia y Baleares, entre ellos el expresidente Jaume Matas. En concreto, al Duque de Palma le atribuye nueve delitos: malversación, prevaricación, falsedad documental, tráfico de influencias, falsificación, estafa, fraude a la Administración y delitos fiscales. El instructor exoneró, entre otros, al secretario de la Infanta, Carlos García Revenga, quien estuvo” al tanto” de las actividades de Urdangarin pero no facilitó “apoyo estratégico” para la comisión de delitos.


DEFENSA, FISCALÍA Y ABOGACÍA DEL ESTADO

La defensa de la Infanta Cristina, el fiscal Pedro Horrach y la Abogacía del Estado recurrirán la imputación de la Infanta Cristina. El abogado de Doña Cristina, Miquel Roca, dijo tener “el convencimiento pleno” de que no ha cometido ningún delito y que no hay base para imputarla. Roca insistió en que su criterio “no es subjetivo”, sino que cuenta con el “aval” del Ministerio Fiscal y la Agencia Tributaria, que, según explicó, ostentan la “máxima autoridad”.

Por su parte, el fiscal Anticorrupción de Baleares Pedro Horrach anunció ayer que recurrirá el auto del juez Castro en lo que se refiere a la Infanta, a la que, en su opinión, se la ha tratado de forma “injusta” y ha sido imputada “por ser quien es”. También la Abogacía del Estado manifestó su intención de recurrir la imputación de Doña Cristina ante la Audiencia de Palma al no ver delito alguno en su actuación.
La Casa del Rey muestra su “pleno respeto a la independencia judicial”

«PLENO RESPETO» DESDE LA CASA DEL REY

La Casa del Rey expresó ayer su “pleno respeto a la independencia del poder judicial” tras conocer el auto del juez José Castro de mantener la imputación de Doña Cristina. Los diarios recuerdan las palabras del Rey Felipe en su discurso de proclamación al asegurar que la Corona observará “una conducta íntegra, honesta y transparente”. Asimismo, apuntan que, a diferencia de la primera vez que imputaron a la Infanta, ésta ya no forma parte de la Familia Real.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar