Rosario Porto considera «prematuro» el cierre de la instrucción sobre la muerte de Asunta

Rosario Porto_PP

La defensa de la madre de la niña Asunta Basterra, Rosario Porto, considera «prematuro» el cierre de la instrucción sobre la muerte de la menor, ocurrida en septiembre del año pasado, y avisa de que «puede tener consecuencias más perniciosas que las que supuestamente se tratarían de evitar».

En declaraciones a Europa Press, el letrado que ejerce la codefensa de Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, ha explicado que «se dice que las diligencias propuestas por las defensas son abusivas y sólo buscan dilatar el procedimiento» cuando, según sostiene, «en realidad la dilación, mucho mayor, se producirá con la negativa a practicar esas diligencias, pues se estarán vulnerando derechos fundamentales de los imputados y ello conllevará la nulidad de las actuaciones por causarles indefensión».

Aranguren ha señalado, además, que ha interpuesto recurso de reforma contra el auto, comunicado el jueves a las partes, por el que se da por concluida la instrucción por lo indicado anteriormente y, además, «porque todavía no se resolvió, aunque sí se admitió a trámite, otro recurso anterior contra la denegación» de sus «diligencias de investigación», ha apostillado.

«El auto de 18 de junio, además de poner fin a la instrucción, sólo hace referencia a las diligencias propuestas por la defensa de Basterra, no a las mías, que ya habían sido propuestas y rechazadas por auto de 11 de junio, frente al que recurrí en reforma», ha puntualizado.

En cuanto a los escritos de conclusiones provisionales, la defensa de Porto ha señalado que primero serán las acusaciones pública y popular quienes han de presentar las suyas y, de ellas, se les dará traslado a las defensas para formular las suyas, en base al artículo 29 de la Ley Orgánica del Tribunal del Jurado.

Asunta_completa_portada

Casi nueve meses después del hallazgo del cadáver de Asunta Basterra en una pista forestal del ayuntamiento coruñés de Teo, el Juzgado de Instrucción número 2 de Santiago, capitaneado por José Antonio Vázquez Taín, ha notificado a las partes un auto en el que se da por concluida la instrucción del caso y se rechaza la posibilidad de practicar nuevas pruebas.

El auto, hecho público este jueves, rechaza por «innecesarias», «abusivas» o ya practicadas nuevas pruebas pedidas por las defensas de los imputados por el asesinato, los padres adoptivos de la menor.

En este sentido, el juez alega que «no procede reiterar» los informes relativos a los archivos y fotografías localizados en diferentes dispositivos de los padres de Asunta, al tiempo que recuerda que los expertos no han podido determinar si el disco duro del ordenador de Alfonso Basterra «había sido alterado o sustituido» en el periodo en el que permaneció ilocalizable para los agentes.

En la misma línea, indica, en ningún momento se ha señalado que las fotografías de la niña incluidas en la causa «no se correspondan con momentos anteriores o posteriores a una actuación», como alegan los padres, y determina que si el imputado desea aclarar algún extremo en relación a las instantáneas podrá hacerlo «en el momento del juicio».

El juez muestra en el auto su «sorpresa» por la petición por parte de la defensa de un informe sobre el contenido de una memoria y una agenda de Asunta incautadas durante las actuaciones y en las que «no se encontró nada de interés». En particular, al magistrado le «sorprende» esta petición «ocho meses después de su intervención» y cree que su inclusión en el caso no justifica «la violación de la intimidad de la menor indicando su contenido».

«DILATORIA» Y «ABUSIVA»

En la causa consta un informe con el listado de los «cientos de teléfonos que conectaron con los repetidores que cubren la zona Feros-Teo», lugar donde fue localizado el cuerpo, en fechas cercanas a la muerte de Asunta, por lo que el juez considera «extemporánea», «dilatoria» y «abusiva» la petición de que se incluya la identidad de todos los titulares, que «nada tienen que ver con el execrable crimen que se investiga. «Se solicita sin justificación alguna, simplemente por pedir», lamenta el instructor.

Vázquez Taín rechaza también la solicitud para repetir la declaración de los tres testigos relacionados con el hallazgo del cadáver, «que consta en la causa desde el mes de septiembre». Paralelamente, niega la posibilidad de realizar una «reconstrucción de los hechos» de estos testimonios, ya que ese tipo de diligencias sólo se aplican para «comprobar la veracidad de las declaraciones de imputados, no de testigos».

Finalmente, el juez rechaza también recoger testimonio a los técnicos de toxicología, cuyo informe «hace meses que consta en la causa», dado que, al tratarse de una causa «con presos», la «agilidad y la diligencia han de imperar por encima de todo». «Ahora ha de procurarse un juicio cuanto antes para las personas que llevan meses en prisión. Dilatarlo más, carece de sentido», indica Vázquez Taín.

Para el magistrado, existen «indicios que han sido analizados y enumerados hasta la saciedad» que «indican fundadamente» que Alfonso Basterra «participó activamente en la adquisición reiterada y prolongada en el tiempo de Loracepán, que suministró a Asunta». Así como indicios de que «presuntamente participó en la inmobilización con cuerdas y asfixia mecánica de la menor».

Vázquez Taín acusa a Basterra también de intentar «confundir a la Policía diciendo que la menor había permanecido en casa», cuando «en realidad él la llevó al vehículo conducido por Rosario». «Ninguna de las pruebas solicitadas anularía o neutralizaría dichos indicios, por lo que no alterarían las circunstancias relativas a la apertura o no de juicio», concluye el auto.

Toda vez que «no existe ninguna prueba pendiente que pueda considerarse imprescindible» para la apertura de juicio oral, Vázquez Taín da por concluida la instrucción y la traslada a las partes para que, en el plazo de cinco días, «insten lo que consideren oportuno respecto a la apertura de juicio oral, formulando escrito de conclusiones provisionales».

MUERTE DE ASUNTA

Asunta Basterra Porto, 12 años de edad, fue localizada muerta en una pista forestal de la parroquia de Feros, en Teo, en la madrugada del 21 de septiembre de 2013. En la noche del día 20, sus padres habían acudido a una comisaría de Santiago de Compostela para denunciar la desaparición de la menor que, según su primera versión, se había quedado estudiando en casa de su madre.

Sin embargo, las «contradicciones» e «incoherencias» detectadas en las declaraciones, así como las grabaciones de cámaras callejeras, llevaron a la detención de la madre de Asunta, Rosario Porto, el día 24 de septiembre, momentos después de la incineración de su hija y en el propio tanatorio. Al día siguiente fue detenido por los hechos también el padre, Alfonso Basterra.

Tras determinar que la niña había muerto por asfixia y que había sido sedada, a la luz de las pruebas localizadas en los pisos de los padres y en la casa de Teo propiedad de Rosario Porto y las grabaciones de cámaras de seguridad, los padres de la menor cambiaron en varias ocasiones su versión de lo sucedido. El juez Vázquez Taín decretó el 27 de septiembre su ingreso en la cárcel de Teixeiro, donde permanecen en prisión provisional imputados por asesinato a pesar de los distintos recursos presentados para solicitar su puesta en libertad.

TRASLADO DE VÁZQUEZ TAÍN

El cierre de la instrucción del caso por la muerte de Asunta Basterra, cuando están a punto de cumplirse nueve meses de su muerte, se produce días antes de que el juez instructor cambie su plaza en el Juzgado de Instrucción número 2 de Santiago por su nuevo destino, en el Juzgado de lo Penal número 2 de A Coruña

El día 30 de abril, el Consejo General del Poder Judicial concedió a Vázquez Taín el cambio de plaza y esta misma semana comunicó que sería sustituido en Santiago por la magistrada Margarita Guillén. Una vez que este nombramiento sea publicado en el Boletín Oficial del Estado, Vázquez Taín tendrá un plazo de 20 días para incorporarse a su nueva plaza, aunque lo hará con la instrucción por la muerte de Asunta Basterra ya cerrada.

La acusación popular, «satisfecha»

La Asociación Clara Campoamor, que ejerce la acusación popular en la causa sobre la muerte de la niña Asunta Basterra Porto, se ha mostrado este jueves «satisfecha» por el fin de la instrucción de la causa y ha considerado «prudente» el tiempo transcurrido desde su inicio en septiembre del año pasado.

En declaraciones a Europa Press, la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella Ruiz, ha comentado que la instrucción por parte del Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago, con el juez José Antonio Vázquez Taín al frente, «ha llevado un tiempo prudente» y parece que «no se ha quedado nada en el tintero».

En este sentido, ha considerado que la instrucción «ha avanzado bien» y ha valorado el trabajo del juez instructor, que en unos días dejará su plaza actual para trasladarse a otro juzgado en A Coruña, porque, en el caso de la acusación popular, «nos ha dejado opinar u pedir pruebas».

«Trabajo cumplido», ha resaltado la presidenta de la asociación, que ha calificado de «positivo» el trabajo del juez y ha apuntado como «lo más positivo» la «actividad y actitud» de los abogados que ejercen la acusación popular porque «han aportado mucho a la causa».

«TIEMPO NECESARIO»

Por ello, se ha mostrado «satisfecha por el trabajo y el tiempo que ha llevado la instrucción», con cuyo fruto espera que se haga «justicia a la niña» que apareció muerta en septiembre del año pasado en una pista forestal en Teo.

Asimismo, Blanca Estrella Ruiz ha insistido en que ha transcurrido «el tiempo necesario» para «aclarar lo que de verdad importa; quién ha hecho esto presuntamente a la niña y cuanto han participado en este asesinato».

Además, ha valorado el hecho de que «se ha aclarado» y «ha quedado contundentemente cerrado» el apartado referido al tercer hombre cuyo perfil genético apareció en la ropa de la niña y ha indicado que «a un inocente no se le ha imputado».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar