La Policía busca pistas en el coche calcinado que pertenecía a un holandés desaparecido

Un equipo de agentes especialistas en investigación ocular (ECIO) llegaron a la sierra del municipio de A Veiga (Ourense) para buscar restos en el coche descubierto hace 24 horas en los montes del pueblo de Lamalonga, pues el vehículo es un todoterreno marca ‘Chevrolet’ que coincide con el que era de Martín Verfondern, el holandés desaparecido de un pueblo de Petín en enero de 2010.

El gabinete de comunicación de la Guardia Civil de Ourense informó del hallazgo del vehículo, durante una inspección rutinaria desde helicóptero en la tarde del martes, y de la inspección en tierra que apuntó que podría tratarse del vehículo del desaparecido, buscado en varias ocasiones en diferentes operativos con voluntarios y agentes policiales.

Según el gabinete oficial, alrededor de las 19,00 horas del miércoles, llegó a la zona conocida como As Azureiras, a 10 kilómetros del pueblo de Lamalonga (A Veiga), el equipo especializado de la Policía Judicial, desde la dirección general de la Guardia Civil de Madrid, que se encargará de buscar rastros y restos de adn en el lugar acordonado.

El dispositivo policial pasó desapercibido para los vecinos de A Veiga, pues el pinar en el que se descubrió el vehículo está alejado del núcleo poblado de Lamalonga y los agentes que lo acordonaron y custodian, impidieron el acercamiento incluso de la viuda del desaparecido, que fue avisada el miércoles por la mañana del hallazgo, según fuentes consultadas por Europa Press.
MUY BUSCADO

Desde enero de 2010, en que desapareció el holandés vecino de Petín, se desarrollaron varias operaciones de búsqueda a cargo de vecinos, voluntarios y agentes policiales, la última en marzo de 2014, con la inspección del fondo del embalse de Prada, a pocos kilómetros de Lamalonga, ante la posibilidad de que hubiese caído con su coche.

El vehículo descubierto el martes, según fuentes de la Guardia Civil, se encuentra en pleno pinar, al que tuvo que ser conducido monte a través pues no tiene pista ni acceso directo.

El desaparecido era vecino de Santoalla (Petín) y según confirmó a Europa Press el alcalde Miguel Bautista había presentado y fue blanco de denuncias de otros vecinos. «Pero ni se me ocurre pensar que su desaparición tenga nada que ver con esos problemas que eran conocidos por todos», agregó.

Por su parte, vecinos de Lamalonga y el alcalde de A Veiga, Edesio Yáñez, detallaron a Europa Press que hay una vía utilizada por los vecinos que quieren desplazarse hasta O Barco de Valdeorras, a 30 kilómetros, y accesible desde Petín por la sierra, lejos de la carretera de varios carriles y reformada en los últimos años, que une O Barco de Valdeorras con A Gudiña, pasando por O Bolo y Viana do Bolo.

Los primeros resultados de la inspección ocular iniciada a última hora del miércoles, podrían conocerse en los próximos días, según fuentes policiales.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar