Reacciones: El PSOE elogia la dimisIón y el BNG la imputa a la «lucha política»

El portavoz del PSOE de Santiago, Francisco Reyes, ha aplaudido este lunes la decisión del hasta ahora alcalde de Compostela, Ángel Currás, de presentar su dimisión, aunque ha considerado que se produce «a destiempo», y ha confiado en que todos los concejales que faltan por nombrar en el consistorio provengan de la lista que el PP presentó a las últimas elecciones locales.

Tras la rueda de prensa en la que Currás ha dado a conocer su decisión, Francisco Reyes ha asegurado que la dimisión del regidor era «la única salida posible para la situación de enroque del Gobierno del PP de Santiago», que se encontraba en una «crisis como nunca se había conocido en este ayuntamiento».

Sin embargo, ha apuntado, esta decisión se produce «a destiempo», dado que «el momento verdadero para dimitir tenía que haber sido cuando se conoció la sentencia que condenaba por primera vez en la historia de este ayuntamiento a la junta de gobierno» por la aprobación del pago de la defensa al edil Adrián Varela, que también dimitió de su cargo.

Tras esta decisión, y el anuncio de que el nuevo alcalde será Agustín Hernández –hasta ahora conselleiro de Medio Ambiente y número 25 de la lista por Santiago–, Francisco Reyes ha confiado en que «las vacantes de concejales» que faltan, un total de nueve, se cubran «con los miembros de la candidatura que se presentó a las locales» y que «fue votada por los vecinos de Santiago».

Para concluir, Reyes ha evidenciado una «clarísima diferencia» entre el PP y el PSOE de Santiago, indicando que durante 19 años de gobierno socialista en la ciudad, Santiago «sólo conoció dos alcaldes» –Xosé A. Sánchez Bugallo y Xerardo Estévez–, mientras que el Partido Popular, «con un gobierno con mayoría absoluta», lleva «tres alcaldes en tres años».

BNG

El portavoz del BNG en Santiago, Rubén Cela, ha calificado este lunes de «inaudito» que Compostela vaya a tener, tras la dimisión de Ángel Currás, «tres alcaldes en tres años» y ha atribuido esta decisión a la «lucha política» y a la «lucha social».

El BNG, ha recordado Cela, «lleva muchos meses demandando la dimisión inmediata de Ángel Currás», un regidor que, junto con Gerardo Conde Roa, «pasarán a la historia como los peores alcaldes de Santiago y el PP como la formación política que más daño le ha causado a la ciudad».

En lo que ha considerado un caso «absolutamente rocambolesco», Cela ha criticado que, de los 13 concejales electos en su día para el municipio, de materializarse la salida de Currás, «sólo quede una persona en el ayuntamiento», la edil Reyes Leis.

Al mismo tiempo, ha indicado que el hecho de tener «tres alcaldes en tres años» es algo «inaudito en la historia del municipalismo gallego» y ha evidenciado que el nuevo alcalde, Agustín Hernández, es «la persona que cerraba la candidatura en las pasadas municipales».

Rubén Cela ha apuntado hacia la «responsabilidad colectiva del conjunto del Partido Popular» y ha asegurado que es su cometido «convencer» a las 11 personas que restan de la lista de las elecciones locales para que «acepten estas responsabilidades» y se sumen al gobierno local.

En este sentido, ha garantizado que el BNG «nunca legitimará el cambio de la democracia por la dedocracia» a través de la designación de concejales no electos basándose en «una modificación de la ley pensada para casos muy concretos» y no para «renovar prácticamente la totalidad de un ayuntamiento».

De hecho, Cela ha anunciado que el BNG llevará al Congreso de los Diputados, a través de su diputada Rosana Pérez, «una iniciativa para la modificación legislativa de ese marco legal», con el objetivo de que «nunca más se pueda acometer un atorpello como el que se comete en Santiago».
RECUPERAR LA CONFIANZA

Para Rubén Cela, el PP ha actuado con «total y absoluta irresponsabildiad» con Santiago, por lo que «costará mucho tiempo recuperar la situación» de confianza.

Sin embargo, ha lanzado un «mensaje de esperanza» a la ciudadanía, apuntando que «la lucha política, la lucha social, la presión, al final valen para algo». «Que nadie dude que que toda la presión en el pleno, en las concentraciones, vale para algo. Si hoy tenemos al conjunto de personas imputadas del PP fuera de la corporación es fruto del trabajo político y social», ha sentenciado Cela, que ha pedido «tolerancia cero con la corrupción».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar