El jurado considera culpable al autor confeso de la muerte de su exmujer en Coruxo

Xurado crime Coruxo

El jurado popular ha declarado, por mayoría de 8 votos a uno, culpable de un delito de homicidio a Francisco Rafael A.M., autor confeso de la muerte de su exmujer Cristina G.S., en octubre de 2011 en la parroquia viguesa de Coruxo.

El jurado, que ha estado deliberando desde el pasado jueves por la tarde, ha entendido probado que Francisco acuchilló a su exmujer en el domicilio en el que ella vivía con los dos hijos menores de ambos. También le cree (por unanimidad) autor de un delito de allanamiento de morada.

El tribunal popular considera que la muerte de Cristina no fue accidental (como sostenía el acusado), que la víctima estaba en «condiciones de inferioridad» y que la herida que le costó la vida (una cuchillada que le seccionó la yugular) fue infligida con «violencia evidente». En ese sentido, ha atendido a la petición de las acusaciones y ha contemplado, además de la agravante de parentesco, la de abuso de superioridad.

Por otra parte, los miembros del jurado han tenido en cuenta una atenuante, la de confesión, porque entienden que el acusado «colaboró siempre con la investigación». Asimismo, no han considerado probado que hubiera alevosía y ensañamiento, por lo que no han calificado el delito de asesinato, como pedía el abogado de la familia de Cristina.

En el veredicto, se ha puesto de manifiesto que el acusado «incurrió en contradicciones» y que «no dijo toda la verdad». Además, el jurado afirma que no está acreditado documentalmente que Francisco haya entregado su vivienda y su vehículo a sus hijos (aunque sí ha declarado su intención de hacerlo), por lo que no han aceptado que se le aplique la atenuante de reparación de daños.

Finalmente, el jurado ha decidido por unanimidad que el acusado no presenta las condiciones para que le sea concedido el indulto. En próximos días el magistrado presidente dictará sentencia conforme a este veredicto.
PENAS

La Fiscalía ha mantenido su petición de 15 años de prisión por un delito de homicidio en concurso medial con uno de allanamiento de morada, con las agravantes de abuso de superioridad y parentesco. Una petición a la que se ha adherido la acusación particular.

La defensa, que mantuvo durante el juicio la tesis de que se trató de una muerte accidental en el transcurso de un forcejeo (y pedía la libre absolución o la condena por homicidio involuntario), ha pedido que se le aplique la mínima pena por homicidio, dos años y seis meses de prisión.
HECHOS

Los hechos ocurrieron el 11 de octubre de 2011, a primera hora de la mañana, cuando el acusado se presentó en casa de su exmujer (en ausencia de ésta) con el pretexto de que iba a terminar unos trabajos de carpintería en un cobertizo anexo a la vivienda. Cuando Cristina llegó hubo un enfrentamiento entre ambos, en el que Francisco le asestó cuatro cuchilladas, una de ellas mortal.

Después del crimen, el acusado simuló un robo en la casa y se llevó varios efectos que, junto con los guantes que había usado y la ropa ensangrentada, enterró en una zona forestal de O Porriño. Horas después, se entregó en la Comisaría de Vigo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar