Los mejores profesionales del buceo harán lo posible para rescatar los cuerpos del «Santa Ana»

Proa Santa Ana a la vista_Cabo de peñas_Asturias_pesqueiro Muros

Buzos de Salvamento realizarán este miércoles dos inmersiones para evaluar el estado del ‘Santa Ana’ desde fuera

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) –

Un equipo de seis buceadores de Salvamento Marítimo realizará en la mañana de este miércoles dos inmersiones en torno al pecio del pesquero de armador gallego ‘Santa Ana’ para evaluar la situación del mismo desde el exterior y determinar las acciones a llevar a cabo.

El ‘Santa Ana’, que embarrancó el lunes 10 de marzo en la isla de Erbosa, en la zona asturiana de Cabo Peñas, «continúa semihundido apoyado por la zona de popa».

Las operaciones en torno al pecio, según ha resaltado Salvamento, «son muy complejas», ya que la visibilidad en la zona de inmersión «es muy reducida». Además, precisa que la aproximación de los buceadores al pesquero «es peligrosa debido a las fuertes corrientes y aparejos que rodean al pecio», y al «continuo balanceo por la acción de las rompientes», lo que imposibilita entrar, por el momento, al interior del barco.

Además,  otros 15 miembros de los Grupos de Especialistas en Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil de Madrid, Valladolid, Cartagena, Huesca y Gijón, participan en las labores de búsqueda y rescate de los tripulantes desaparecidos.

   Entre ellos están los componentes del Equipo de Buceo Técnico Avanzado a Gran Profundidad de la Guardia Civil que llevó a cabo las labores de recuperación de los tripulantes del ultraligero desaparecido el pasado día 22 de diciembre y que fueron localizados el 12 de enero sumergidos a 87 metros de profundidad en aguas de la provincia de Girona.

Este grupo de alta especialización fue creado en el año 2010. Está compuesto por 12 guardias civiles expertos en buceo a gran profundidad destinados en los GEAS de Barcelona, l’Estartit (Girona), Madrid, Valladolid y Huesca.

Son los únicos submarinistas capacitados para bajar a 100 metros de profundidad. Para ello utilizan en las botellas una mezcla de tres gases: Oxígeno, Nitrógeno y Helio, que les permite estar 15 minutos en grandes fondos. Cuentan también con una cámara hiperbárica móvil y un robot de exploración.

Además de estos especialistas, colaboran en esas tareas el buque oceánico de la Guardia Civil ‘Río Miño’, una embarcación del Servicio Marítimo Provincial y personal de la Comandancia de Gijón.

 

 

DISPOSITIVO MARÍTIMO Y AÉREO

Asimismo, el Centro de Coordinación de Salvamento ubicado en Gijón, dependiente del Ministerio de Fomento, mantiene desplegado un dispositivo de búsqueda marítimo y aéreo que abarca la zona comprendida desde el lugar del naufragio (isla de Erbosa) hasta unas 10 millas alrededor.

A lo largo de este miércoles participarán en el rastreo la embarcación de Salvamento ‘Guardamar Concepción Arenal’ con un equipo de seis buceadores y un Técnico de Operaciones Especiales de la Base Estratégica de Fene (A Coruña), la ‘Salvamar Capella’, la ‘Salvamar Rigel’ y el helicóptero ‘Helimer 203’.

Por parte de la Guardia Civil colaboran en el operativo la patrullera ‘Río Nalón’ y el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas; a los que se suma un helicóptero de Bomberos de Asturias y la ‘L/S Gijón’ de Cruz Roja.

Además del único superviviente, procedente de Muros (A Coruña), se rescataron los cadáveres del patrón del barco, Francisco Gomes Fragateiro, de nacionalidad portuguesa; y de Manuel Indalecio Mayo Brea, el cocinero del buque, también del citado municipio coruñés.

Mientras, se sigue buscando al resto de la tripulación, compuestos por los gallegos Manuel María Tajes y Lucas José Mayo; Víctor José Farinhas, portugués y Suherman y Wasito, de Indonesia. A ellas se suma el asturiano Marcos del Agua Chacón, alumno en prácticas de la Escuela Náutica de Gijón.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar