La oposición de la corporación ourensana pide la dimisión del alcalde

La oposición en el Ayuntamiento de Ourense, intregrada por PP, BNG y DO, coincide en pedir la dimisión del alcalde y concejales imputados y reclama al secretario xeral del PSdeG, Ramón Gómez Besteiro «que la fuerce igual que la pidió para los ediles de Santiago de Compostela», en el caso de PP y DO, y que se defiendan «desde fuera de la institución», en el caso del BNG.

Este lunes se conoció la imputación del actual alcalde Agustín Fernández, y las actuales ediles de Urbanismo, Áurea Soto, y de Benestar Social Margarita Martín, en un auto del juzgado de instrucción número dos de Ourense, donde se investiga la adjudicación de obras en la calle Bedoya en el año 2008, a la empresa OCA S.A., por parte de la Junta de Gobierno del 6 de septiembre de ese año.

En el mismo auto, están llamados a declarar como también como imputados, otros seis exediles del PSOE –entre ellos el exalcalde Francisco Rodríguez, imputado en la Pokemon– y del BNG, además de un funcionario y tres empresarios, por la investigación iniciada tras una denuncia de Democracia Ourensana (DO).

DO dio a conocer, a través de un comunicado, que se personará «judicialmente en este pleito». En él, se autodenomina como el «único partido en la oposición real de la ciudad», por «protagonizar las 4 denuncias penales actualmente en curso», que se refieren al servicio de atención domiciliaria, a viviendas de la plaza de San Antonio y «facturas con reparos levantados», según detalla su escrito.
MOCIÓN DE CENSURA

En su comunicado, DO dice esperar la dimisión del actual alcalde de Ourense y que el responsable del PSOE gallego «debería forzar la dimisión del mando de Ourense, igual que pide para el Ayuntamiento de Santiago» –en donde ya se ha abierto juicio oral–.

Además, anuncia que «estudiará y promoverá» una moción de censura en los próximos días «para expulsar del gobierno a este equipo de imputados y poner así la pelota en el tejado del PP y del BNG, para saber si la apoyarán o primarán los intereses de partido en su lugar».

Por su parte, el portavoz del PP municipal, Rosendo Fernández, dijo a Europa Press que su partido «no está para imposiciones ni ocurrencias» y aludió al anuncio de DO para «recordarle que para una moción de censura hacen falta 14 votos favorables y una propuesta de candidato a alcalde».
A BESTEIRO

Fernández ha aludido a la situación del Gobierno municipal, tras la imputación de tres de sus integrantes, para indicar que aplican «la política del avestruz de esconder la cabeza y seguir para adelante», por lo que recordó a Gómez Besteiro «lo que dijo hace una semana: si los concejales del PP de Santiago fuesen del PSOE, estarían cesados, así que, que se aplique el cuento», añadió.

Según el portavoz del PP, si los actuales dirigentes municipales «tuviesen un mínimo de decencia política o respeto a los ciudadanos, ya no estarían ahí».

Añadió que el martes, en rueda de prensa, explicarán «a fondo el escenario que se abre ahora en el Gobierno local».
«ONCE MÁS DOS SON TRECE»

Por su parte, el portavoz municipal del BNG Xosé Somoza, aludió a la propuesta de DO de promover una moción de censura para «recordarle que once más dos son trece, y nada más», en referencia a la suma de votos de PP y DO.

Dijo «mantener el criterio» del BNG para sus militantes, en el sentido de que «cuando hay una imputación grave por razón del servicio del cargo, la presunción de inocencia hay que defenderla desde fuera de la institución», igual que el BNG pidió en el Ayuntamiento de Santiago de Compostela, según dijo.

«Este criterio es el válido para los militantes del BNG, pero también para los otros», añadió, y recordó que de los concejales nacionalistas imputados ahora por el juzgado de instrucción número dos de Ourense, ninguno está en la política municipal.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar