El PPdeG avala la continuidad de los concejales de Santiago hasta que haya sentencia

Rueda_Fegamp
El vicepresidente de la Xunta y número dos del PP gallego, Alfonso Rueda, ha ratificado que la dirección del partido «aplicará los estatutos» en el caso de los siete ediles compostelanos encausados por prevaricación al haber aprobado el pago de la defensa del concejal de Deportes, Adrián Varela, a su vez imputado en la Operación Pokémon. Dicha norma interna avala su continuidad hasta que haya resolución judicial.

Aunque Rueda no lo ha explicitado en sus declaraciones a los medios antes de mantener una reunión en la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), una aplicación estricta de los estatutos populares avala que los concejales sigan en el cargo con independencia de que se fije la fecha para su juicio oral, al menos hasta que haya una sentencia condenatoria o sea sobreseída la causa.

En concreto, el PPdeG prevé en sus estatutos abrir un expediente informativo contra cargos con imputaciones judiciales, que sólo se transforma en disciplinario en el caso de que se produzca señalamiento de juicio oral y se resuelve cuando finaliza el procedimiento judicial con la correspondiente sentencia.

Así, el expediente disciplinario incluye el matiz de que la resolución final tendrá lugar cuando se dicte sentencia o, en su caso, haya un sobreseimiento que ponga fin al procedimiento judicial, con lo que en la situación actual los concejales imputados por prevaricación se podrán mantener en tanto cuenten con el respaldo de los dirigentes del partido.
«NO HAY COSA MÁS CLARA QUE LOS ESTATUTOS»

«La dirección del PPdeG aplicará los estatutos, que para eso están y para eso los tenemos. No hay cosa más clara que unos estatutos que están escritos para cumplirse», ha sentenciado Rueda, quien ha remarcado que dicho texto regula una pauta de actuación en relación a los afiliados que se encuentran en situaciones judiciales, que se «acomoda» a los «tiempos procesuales».

«Eso es lo que vamos a hacer», ha insistido y, preguntado sobre si eso supone que en el caso de que la Audiencia Provincial rechace el recurso de los ediles y estos finalmente se sienten en el banquillo se mantendrán en su cargo, ha replicado que la Audiencia «aún no dictaminó», por lo que «ni siquiera» cabe «plantearse» esa situación.

En todo caso, ha subrayado que, «con independencia del recurso», los estatutos «prevén la situación de los afiliados». «Y es lo que seguiremos», ha aseverado.
«NO HUBO ENRIQUECIMIENTO PERSONAL»

Tras realizar esta aclaración, Rueda ha reiterado los argumentos que en los últimos días han repetido los populares y ha «recordado» que en el caso de los siete ediles compostelanos «no hubo enriquecimiento personal ni prejuicio para la administración».

El mensaje de que «no es un caso de corrupción» no es nuevo en las filas de los populares y es el que también ha defendido el alcalde de la ciudad, Ángel Currás, que en la pasada jornada afirmó que él mantiene la confianza en los ediles y que no piensa destituirlos.

Ángel Currás hizo esta afirmación tras mantener una reunión con el presidente de la Xunta y su jefe de filas, Alberto Núñez Feijóo, ante el que volvió a defender que «no es un caso de corrupción» y que «nadie metió la mano en la caja», según fuentes del entorno del presidente consultadas por Europa Press.

Las mismas fuentes han trasladado que Feijóo se limitó a «escuchar» las «impresiones» del alcalde que, por su parte, poco después de su encuentro con el líder del PP gallego, ratificó en público su intención de mantener a los ediles. También Rueda ha incidido este miércoles en que Feijóo «escuchó los planteamientos» del regidor sin profundizar más en cuál fue el mensaje que le trasladó.

Y es que, al margen de los estatutos, el único compromiso que Feijóo ha realizado públicamente y en sede parlamentaria por el momento liga las dimisiones a las medidas cautelares. Así, con independencia de lo que diga el reglamento interno del PPdeG, su jefe de filas ha garantizado que los cargos populares o de la Xunta con medidas cautelares tendrán que dimitir o serán destituidos «sean o no acusados» y antes de juicio oral.
«SITUACIÓN COMPLICADA»

En cualquier caso, Alfonso Rueda ha reconocido que el gobierno local –con diez de los 13 concejales del PP en activo imputados– se encuentra en «una situación complicada», que al partido le gustaría que «no se hubiera dado». «Pero la justicia toma sus decisiones y hay poco que decir», ha apostillado.

Por último, ha señalado que «todo el mundo puede entender» que la situación del Consistorio compostelano «no es fácil», para concluir que lo que hay que hacer es facilitar que la labor de gobierno «se pueda seguir prestando en las mejores condiciones posibles». «No es nada fácil para el alcalde ni los concejales», ha zanjado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar