El cese de los temporales devuelve la normalidad a la flota

pesquero

   La flota pesquera gallega faena con normalidad este martes, segundo día consecutivo después de varias semanas de amarres continuos debido a los temporales que atravesaron la Comunidad gallega.

   Pese a todo, en la ría de Pontevedra, las embarcaciones de menor tamaño han debido quedarse en puerto debido a la presencia de mar de fondo, según señalan fuentes de las cofradías.

Y es que el litoral de A Coruña y Pontevedra sigue este martes en alerta naranja por olas de cinco a seis metros de altura y el de A Mariña de Lugo en nivel amarillo por olas entre 4 y 5 metros.

En la provincia luguesa, los barcos de bajura han salido a trabajar en Ribadeo, donde advierten que el jueves «parece que vuelve el mal tiempo» y, por lo tanto, buscan aprovechar la tregua de estos días.

En Burela, igualmente, comentan que la situación meteorológica es «buena» y permite salir al mar, como en Viveiro, donde faenan «con normalidad», según fuentes de estos pósitos.

Por su parte, en la provincia de A Coruña, la mayoría de los marineros han dejado el puerto en Cariño, Cedeira, Ferrol y A Coruña, aunque desde estos puntos señalan que el día estuvo este lunes «algo mejor». Lo mismo ocurre en Malpica, Fisterra y Ribeira, todavía en el litoral coruñés.

En Pontevedra, el mar está bien en la zona de Arousa, según indican fuentes de la cofradía de Vilagarcía, que explican que en este pósito trabaja el sector bateeiro puesto que el marisqueo a flote no suele hacerlo por estas fechas.

En Marín, los naseiros, pequeños buques de bajura que se dedican a la captura del pulpo, no han podido salir a faenar debido al mar de fondo. Los de mayor tamaño, sin embargo, sí están en el mar, así como los de arrastre.

En Bueu, por su parte, solo salió en torno al 25% de la flota y el resto está amarrado porque, como atestiguan fuentes de este pósito, «hay mucho mar de fondo».

En Vigo algunos trabajan y otros están parados para realizar labores de mantenimiento –no por el mal tiempo–, mientras más al sur, en Baiona, todos los pescadores están faenando.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar