Buscando el equilibrio entre el nasciturus y los derechos de la madre

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha avanzado este miércoles que las alegaciones de la Xunta a la propuesta de reforma de la Ley del aborto buscarán el «equilibrio» entre los derechos de la madre y del nasciturus, algo que, ha admitido, no se da en el texto planteado por el Gobierno. Eso sí, ha advertido que tampoco existe en la vigente ley, aprobada en 2010.

Lo ha dicho ante el pleno del Parlamento para responder a la diputada del BNG Carme Adán, que ha pedido «no volver atrás en los derechos conquistados» por las mujeres. «¿De verdad creen que un óvulo fecundado está al mismo nivel de derechos que una mujer? ¿De verdad consideran que no llevar a término un embarazo es asesinar?», ha requerido.

Enfrente, Rueda ha respondido que «nadie está en posesión de la verdad absoluta», y máxime en una materia como el aborto, de modo que ha recriminado a los nacionalistas que «no quieren ni que se opine» al respecto.

«Efectivamente, nadie está en posesión de la verdad, por eso cada mujer debe decidir en conciencia qué hacer con su cuerpo y su maternidad», ha replicado la nacionalista, antes de subrayar que el texto que maneja el Consejo de Ministros para la reforma de la ley «usurpa el derecho de las mujeres a debatir sobre su maternidad».

En todo caso, el vicepresidente ha reivindicado que el Gobierno de Mariano Rajoy tiene «tanta legitimidad» como el presidido por José Luis Rodríguez Zapatero para reformar la regulación del aborto y ha puesto en valor que el actual, «a diferencia del anterior», ha pedido a las comunidades que «se opine». «Y no le quepa duda de que la Xunta va a emitir su opinión», ha apostillado.
OPINIÓN DE LA XUNTA

Tras admitir que el texto «tiene aspectos mejorables», ha aseverado que el informe del Gobierno autonómico defenderá la importancia de «buscar el máximo consenso posible» e incluirá «todas las consideraciones médicas, jurídicas y sociales» de entre «el máximo de sensibilidades» diferentes.

«Somos perfectamente conscientes de que son muchas las sensibilidades ante todo lo que plantea este texto, y nuestro deber como representantes públicos es ser coherentes con la conciencia social y con los compromisos que se asumieron ante los ciudadanos en las elecciones», ha finalizado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar