Suiza reinstaura la limitación de inmigrantes por un estrecho margen

Los suizos han aprobado este domingo en referéndum y por un estrecho margen la reinstauración de las cuotas de inmigración, que también se aplicarán a los ciudadanos procedentes de la UE.

La propuesta ha sido aprobada con un 50,3 por ciento (1.463.954 votos), frente al 49,7 por ciento que la ha rechazado (1.444.438 votos), según datos oficiales, es decir una diferencia de 19.516 votos. La participación ha sido del 56,5 por ciento. Tradicionalmente, Suiza ha sido un país al que han emigrado miles de gallegos en las últimas décadas, incluidos los años tras la crisis económica y, de hecho, en la actualidad allí reside una importante colonia procedente de Galicia.

La propuesta ha logrado además el apoyo en una mayoría de los cantones que conforman la confederación suiza, otra de las condiciones necesarias para su aprobación. El ‘Sí’ a la imposición de restricciones a la inmigración ha contado con el apoyo de mayoritario de la población en las regiones germano e italoparlantes, mientras que el ‘No’ ha ganado en las zonas francófonas del oeste del país.

La propuesta formulada por el Partido Popular «contra la inmigración en masa» busca reintroducir las cuotas de entrada de extranjeros en el país y renegociar con la Unión Europea los términos del acuerdo sobre la libre circulación de personas, conocido como Acuerdo de Schengen.

La medida afectaría a los hasta 80.000 trabajadores extranjeros –tres cuartas partes de ellos procedentes de países de la Unión Europea– que llegan cada año a Suiza desde la introducción hace 15 años del acuerdo de libre circulación con la UE.

De acuerdo con el texto de la iniciativa, Suiza y la Unión Europea tendrían un plazo límite de tres años para renegociar el acuerdo de libre circulación. De no concretarse una modificación, el pacto quedaría anulado, y afectaría gravemente a otros acuerdos relacionados con el bloque europeo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar