La Guardia Civil intervino tras un ultimátum de los secuestradores

 

   La familia del empresario de Cambre (A Coruña) secuestrado ha negado que tuviese deudas con sus captores, según ha informado el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, en una rueda de prensa sobre el operativo, en la que también se ha ratificado que la localización y liberación de A.D.N., de 41 años, se produjo “cuando los secuestrados habían dado “un ultimátum” a la familia.

   Por su parte, el coronel jefe de la Comandancia de A Coruña, Benedicto González, ha ratificado que se encontraba en condiciones “infrahumanas”, en el galpón de una cuadra de “2 por 1 metro”. También ha negado que hubiese un “parentesco” entre este hombre, A.D.N., de 41 años y con un negocio familiar dedicado a la madera, y sus secuestradores.

En rueda de prensa, junto al general jefe de la XV Zona de la Guardia Civil, José María Feliz, y el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, ha confirmado también que “por lo menos” 2 de los 7 detenidos -5 en una vivienda de Lalín (Pontevedra) y otros dos en Melide (A Coruña)- tienen antecedentes penales.

En concreto, dichos antecedentes se corresponden con delitos contra la propiedad y uno de ellos estuvo en prisión por homicidio.

CONDICIONES DEL SECUESTRO

Sobre el estado del empresario, secuestrado en la zona de Aranga a la que acudió con otra persona con la excusa de ver unos montes y que fue, según la investigación, la que lo retuvo “a punta de pistola”, ha dicho que estaba “pálido” y “confundido”. Además, ha precisado que lo primero que dijo es que no se creía su liberación y que lo había pasado “francamente mal”.

Así, ha explicado que fue localizado en un “habitáculo de 2 por 1 metro”. En el domicilio de los secuestradores, se detuvo a 5 de los 7 detenidos ya que la detención de los otros dos tuvo lugar cuando circulaban en vehículo por Melide. También  ha confirmado que “todos participaron en todo”, en relación al secuestro.

UNIDADES ESPECIALES

En el operativo, han participado miembros de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial, así como de la Unidad Central Operativa (UCO) y de la Unidad Especial de Intervención (UEI), en estos dos últimos casos desplazados desde Madrid. El hombre fue liberado, por estos efectivos, en torno a las 2,15 horas de este viernes en el municipio pontevedrés de Lalín.

Tanto el delegado del Gobierno en Galicia como el general jefe de la XV Zona de la Guardia Civil en Galicia han felicitado a todos los miembros que han participado “en una operación modélica”, ha remarcado Juárez. Además, ha subrayado que, ante un hecho de “gran gravedad”, se actuó en un tiempo “razonable”, después de que los familiares presentasen la denuncia la desaparición el pasado domingo.

MÓVIL DEL SECUESTRO

Por otra parte, ha subrayado que su localización se produjo “cuando los secuestrados habían dado un ultimátum” a la familia. Por ello, ha dicho que su liberación tuvo lugar “a tiempo”, antes de que se produjeran  “secuelas negativas”, ha apostillado ante las amenazas de acabar con su vida.

Desde la Guardia Civil, han destacado también la “entereza” de la familia “para no desencandenar un hecho desfavorable”, ha dicho también el coronel González. En cuanto al móvil del secuestro, los responsables del operativo han confirmando que se pidió un rescate, que estaría en torno a los 70.000 euros.

No obstante, el delegado del Gobierno ha insistido en que la familia descarta que el empresario debiese “nada a estas personas”. Preguntado si esas deudas serían de algún allegado, ha admitido que no tienen constancia.

En cuanto a las condiciones del secuestro, el coronel jefe de la Comandancia de A Coruña ha precisado que llevó “todo el tiempo una capucha puesta” y que el habitáculo donde se encontraba tenía solo “un jergón”.

A su lado, había “un montón de serrín”, donde el empresario se veía obligado también a realizar sus necesidades. Además, ha resaltado las bajas temperaturas que tuvo durante su encierro, inferiores, según ha explicado, en el galpón que en el exterior.

DETENIDOS

En cuanto a los detenidos en el domicilio, ha precisado que su edad media está en torno a  los 60 años y que, entre ellos, se encuentra un matrimonio mayor, que serían los encargados de custodiar al rehén. Además, se detuvo a otras personas. En la vivienda, había también un menor de 14 años, nieto de los primeros, que quedó bajo la custodia de su padre.

Los otros dos de secuestradores fueron detenidos en Melide (A Coruña) cuando intentaron darse a la fuga. Los detenidos embistiron a un vehículo de los agentes que intentaban interceptarles, siendo finalmente reducidos. En en el intento de fuga, que se produjo por vías secundarias, los dos coches quedaron inservibles.

UNA PISTOLA EN LA VIVIENDA

En la vivienda donde se localizó a cinco de los detenidos, se encontró una pistola, según han precisado también desde la Guardia Civil. En cuanto a si conocían a la víctima, han descartado que se trate de una “casualidad”, aunque han rechazado que hubiese “ningún parentesco”.

Pese a la repercusión del secuestro, el general jefe de la XV Zona ha recalcado que este tipo de hechos suponen en Galicia “un delito excepcional”. “Se cometen muy poco”, ha apostillado, al tiempo que ha remarcado el “éxito” de la operación.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar