La crisis del PSOE ourensano llega a Ferraz

 

Ferraz_PSOE 2

   Las Ejecutivas local, provincial, gallega y federal del PSOE han mantenido contactos en la jornada de ayer,  jueves, buscando una salida a la crisis socialista en Ourense, mientras el grupo de cinco concejales díscolos de la ciudad se mantiene a la espera que sean los órganos del partido los que dictaminen una resolución que ponga fin al conflicto generado en las filas de la formación en la ciudad.

Fuentes consultadas de la Ejecutiva provincial y del grupo de concejales disidentes, han indicado que los ediles socialistas Antonio Rodríguez Penín, Susana Bayo, Mónica Vázquez, María Devesa y Alfonso Rodríguez Vilachá, no van a hacer nada que esté fuera de los estatutos del partido y ellos mismos reconocen que los están siguiendo en todo momento.

En ese sentido,  tenían que asistir y asistieron con retraso  al pleno de hoy , pues en todas sus declaraciones, ejecutivas y grupo discrepante aseguraron querer garantizar la gobernabilidad del Ayuntamiento de Ourense, en la que fueron mayoría con un equipo de gobierno en el que estuvo el BNG y ahora, tras el cambio de alcalde por la dimisión de Francisco Rodríguez, imputado en el caso Pokemon, el PSOE tiene 11 ediles, y en la oposición están el PP con 11 también, el BNG con tres y Democracia Ourensana con dos.

El primer punto del órden del día era la puesta en conocimiento de los decretos del alcalde, Agustín Fernández, por los que despojó de sus competencias al edil Antonio Rodríguez Penín y los repartió entre Susana Bayo -las relativas a medio ambiente, que le eran propias pero dejó durante una baja por maternidad- y la teniente de alcalde Aurea Soto.

Además, el BNG lleva a debate su propuesta de pedir elecciones anticipadas precisamente originada por la crisis del grupo socialista.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar