El encuentro sobre una biblioteca de Vigo entre Caballero y Anxo Lorenzo finaliza abruptamente

La reunión entre el alcalde de Vigo, Abel Caballero, y el secretario xeral de Cultura de la Xunta de Galicia, Anxo Lorenzo, ha acabado sin acuerdo, y con acusaciones mutuas de falta de diálogo y de voluntad de llegar a un consenso sobre la gestión de la biblioteca ‘Juan Compañel’.

Así, el encuentro tuvo lugar en la delegación territorial de la Xunta en Vigo, y en él estuvieron Anxo Lorenzo y dos técnicas, por parte de la Consellería de Cultura, y el alcalde, Abel Caballero, y la teniente de alcalde, Carmela Silva.

La polémica se inició hace semanas, cuando el regidor olívico anunció que, a partir del año 2014, el Ayuntamiento dejaría de aportar fondos a la biblioteca central de la ciudad, ya que la Xunta sufraga la totalidad del coste del resto de bibliotecas de las grandes ciudades de Galicia. En el caso de Vigo, la Xunta pone el 70 por ciento del presupuesto, y alega que esta instalación es de titularidad municipal, mientras que las de otras ciudades son del Estado, que ha transferido el dinero a la Xunta para que asuma los gastos de mantenimiento y personal.

Así las cosas, la Consellería decidió convocar al alcalde a una reunión, para tratar de llegar a un acuerdo. En el encuentro de este jueves, el secretario xeral de Cultura propuso a Caballero dos alternativas: firmar un convenio para una gestión compartida en la que también se compartan los gastos, o bien que el Ayuntamiento transfiera la titularidad de la biblioteca ‘Juan Compañel’ al Estado y éste firme un convenio con la Xunta, que incluya el traspaso de los capítulos 1 y 2 (los gastos de gestión, mantenimiento y personal).

Según Lorenzo, la reunión se dio por concluida cuando el alcalde “se levantó” y “se cerró” a cualquier posibilidad de acuerdo. “Es sorprendente la falta de interés por pactar un modelo de gestión”, ha señalado, al tiempo que ha insistido en que la biblioteca de Vigo, aunque esté en la red de bibliotecas nodales de la Xunta, es de titularidad municipal.
“FALTA DE INTERÉS”

El secretario xeral de Cultura ha negado que la ciudad olívica sea víctima de ningún agravio y ha lamentado que Caballero “no quiere pagar nada por una biblioteca municipal” y “amenaza con dejar de colaborar en su gestión a partir del 1 de enero”.

Lorenzo ha reiterado que la Xunta sigue teniendo la “mano tendida” para tratar de llegar a un pacto, aunque ha precisado que, cualquier acuerdo debe plasmarse por escrito en un convenio. “No podemos fiarnos de este alcalde”, ha señalado, y ha negado que, como dijo Caballero nada más salir de la reunión, se hubieran producido “descalificaciones personales”. “Niego que hubiera esas descalificaciones, pero ya sabemos como es nuestro alcalde, que le gustan las artes escénicas”, ha ironizado.
CABALLERO

Por su parte, el regidor olívico abandonó el encuentro cuando había pasado escasamente media hora, visiblemente alterado y enfadado. Ante los medios declaró que “el desacuerdo es total” y que los representantes de la Xunta asistieron a la reunión con el “mandato claro” de que no se llegase a un acuerdo.

Caballero, que se quejó de que sus interlocutores llegaron incluso a las “descalificaciones peronales”, ha criticado que la Xunta “ignora sus leyes y sus obligaciones”, y ha insistido en que debe aportar el cien por cien del presupuesto de la biblioteca, porque es una “biblioteca nodal de la Xunta”.

A ese respecto, el alcalde ha reiterado que el gobierno gallego “no entiende lo que es la ciudad” y trata a los vigueses como “ciudadanos de segunda”, al no acceder a equiparar su biblioteca con las del resto de grandes ciudades gallegas. “Seguramente el conselleiro no vino a la reunión porque mandó al secretario xeral a romperla. No tuvo valor de venir nadie del gobierno”, ha apostillado, y ha repetido que dicha reunión fue “intolerable en las formas”.

En referencia al futuro de la biblioteca, y a lo que pasará a partir del 1 de enero de 2014, Abel Caballero ha señalado que el gobierno municipal tomará sus “decisiones” porque “con esta gente, lamentablemente el diálogo no sirve para nada”. “Yo decidiré lo que hay que hacer en favor de la ciudad”, ha sentenciado.

El regidor ha rechazado los planteamientos de convenio que ha propuesto el secretario xeral y ha indicado que, para que haya una próxima reunión sobre esta cuestión, tendrá que ser con el conselleiro y no con “intermediarios de segunda”.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar