Un coche de Sestayo estuvo 7 meses sin batería en el Parlamento

Beatriz Sestayo_rolda PSOE

La diputada del PSdeG Beatriz Sestayo ocupó durante siete meses la plaza de aparcamiento que tenía asignada debido a una descarga en la batería del coche familiar que utilizaba y del que normalmente hace uso su hija.

La propia parlamentaria renoce que el coche estuvo fuera de uso desde marzo hasta finales de octubre, lo que totaliza siete meses,y ha venido sosteniendo que el vehículo en cuestión estaba «averíado», cuando se trataba del problema de más simple resolución de un automóvil: solo es necesario realizar un «puente» con otra batería o sustitutuirla.

Sestayo ha afirmado que le fué negada varias veces por la Mesda del Parlamento la entrada de un mecánico para resolver el problema, pero medios consultados por este digital le restan credibilidad a ese argumento, dada la facilidad de su resolución. Además, el Parlamento de Galicia ha asegura oficialmente que nunca negó a la diputada denunciada por un guarda de seguridad la entrada en el aparcamiento subterráneo con un operario para retirar el coche y que motivó el incidente con el empleado de la empresa Eulen el pasado 29 de octubre.

Esas mismas fuentes han señalado que «en ningún momento» solicitó, antes del 29 de octubre –cuando se produjo el incidente el guarda de seguridad–, entrar en el aparcamiento con alguien para poder quitar el coche.

Frente a ello, Batriz Sestay subrayó en una nota hecha pública que «solicitó autorización para la entrada de asistencia técnica» y obtuvo como respuesta «tres denegaciones reiteradas».

Asimismo, en ese documento, la parlamentaria socialista indica que preguntó a la Mesa «cómo debe acceder» la asistencia técnica «sin recibir más respuesta de la Presidenta o del jefe de seguridad que la prohibición de acceder con otro automóvil familiar», lo cual no denegaba el acceso de una grúa o el vehículo de un mecánico.

En el escrito, la diputada afirma en el documento del 30 de octubre que no tiene «ninguna queja que hacer respecto del personal que recibe órdenes», en referencia al guarda de seguridad con el que mantuvo el incidente y que presentó una denuncia el día 6 de noviembre, pero manifiesta su «protesta más contundente ante la situación generada» y que atribuye a la Presidencia del Parlamento y de la Jefatura de Seguridad.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar