La concesión de Ence finaliza en 2018 pero podría prorrogarse

Celulosas Pontevedra_ENCE

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha remarcado que ninguna ocupación industrial puede mantenerse en la costa gallega sin un informe «determinante» de su Ejecutivo y ha subrayado que, en el caso de Ence, cuya concesión en la ría de Pontevedra caduca en 2018, se verá «qué oferta y qué mejoras económicas está dispuesta a hacer», si bien «hoy por hoy no plantea ninguna medida que haga cambiar de opinión».

«No hay novedades, ninguna noticia», ha sentenciado Feijóo, quien ha incidido en que la postura del Gobierno autonómico será «determinante» y ha dado por hecho que, pese a la puerta que abre la nueva Ley de Costas, el Ejecutivo central no consentirá ninguna decisión diferente a la que avale la Comunidad gallega, para añadir que lo «evidente» hasta ahora es que «la concesión finaliza en 2018».

Dicho esto, en la línea de lo planteado por el vicepresidente Alfonso Rueda, el mandatario autonómico ha garantizado que su Gobierno analizará antes de elaborar su informe la actitud de la empresa y posibles «mejoras económicas», además de tener en cuenta las aportaciones de sindicatos y agentes económicos en el ámbito del empleo, así como la postura de las «instituciones democráticas de Pontevedra».

Después de que el presidente de la Diputación, Rafael Louzán, se mostrase en contra del traslado de Ence, Feijóo ha recordado que la norma no establece «ninguna prórroga automática», de forma que todas las industrias del litoral «tienen que tener un informe determinante» de la Xunta. «Que lo emitirá y lo hará», ha remarcado.

«VEREMOS QUÉ OFERTA»

En cualquier caso, el presidente gallego ha reiterado que lo «evidente» es que la concesión finaliza en 2018, por lo que cualquier decisión que se adopte tiene que ser una decisión «meditada». «Y actualmente lo que está en el programa del PP es que esa concesión caduca en 2018», ha insistido, para reafirmarse en que la Xunta tomará una decisión tras escuchar todas las opiniones.

«No hay una prórroga automática ni la Xunta ha decidido hacer ese informe determinante favorable a ella; vamos a ver qué dicen las instituciones, qué oferta Ence, que mejoras económicas está dispuesta a hacer la empresa y, con toda esta información, decidiremos qué hacemos», ha resumido.

RESPUESTA A UNA DEMANDA «HISTÓRICA»

Por otra parte, Núñez Feijóo ha destacado que la nueva Ley de Costas responde «a una reivindicación histórica», en alusión al reconocimiento de los núcleos gallegos tradicionales. «Una reivindicación que estaba avalada en el Parlamento autonómico por los grupos, que cuando se van al Congreso votan de forma distinta», ha reprobado.

Dicho esto, ha celebrado la «solución» que da la nueva norma, puesto que abre la «posibilidad» a «legalizar 8.000 viviendas en Galicia», que se ubican en los núcleos tradicionales de una comunidad «específica» que suma 2.500 kilómetros de costa. «La ley da seguridad jurídica y seguridad en las viviendas», ha esgrimido.

Eso sí, ha advertido de que la ley «no es un cheque en blanco» ni opera «automáticamente», ya que se necesita que los ayuntamientos «delimiten los núcleos tradicionales» y una actuación urbanística «sensata y responsable» de los municipios, que la Xunta «apoyará claramente».

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar