Liberados siete caballos inmobilizados con «trancas»

Cabalo con trancas
Agentes de la Policía Autonómica de Lugo han liberado a siete caballos inmovilizados con ‘trancas’ en los montes de Abadín y Mondoñedo, al tiempo que han abierto un expediente sancionador contra sus propietarios por maltrato animal.
La normativa lega exige a los cuidadores que no ocasiones a los animales dolor, sufrimiento y daño inútil, y fija sanciones por estos hechos que pueden llegar hasta los 6.000 euros.
Las ‘trancas’ son piezas de madera alargadas, con una longitud que oscila entre los 50 centímetros y el metro de largo, con una abertura en uno de los extremos creada para introducir en ella una de las pezuñas delanteras del animal. Una vez hecho esto, se cierra la abertura con un pasador, dejando prisionera la pata del caballo.
Además de este tipo de artefacto, alguno de los caballos liberados por la Policía tenían una cadena de 80 centímetros de largo y argollas de 10 centímetros colocadas en las patas delanteras.
Los dispositivos se usan, principalmente, para impedir que los caballos escapen, pero representan un claro ejemplo de maltrato animal, pues, además de dificultar su movilidad, les causa dolor y sufrimiento. Las ‘trancas’ pueden causar «graves daños físicos», como llagas, úlceras, deformaciones o cojeras irreversibles. Además, dejan a los caballos en una situación de total indefensión ante posibles depredadores o si tienen que huir de un incendio forestal.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar