El Papa Francisco realiza el ritual del lavado de piés en una cárcel

Papa Francisco_lavado de piés

En una inédita ceremonia de Jueves Santo, durante la misa de la cena del Señor, celebrada en la cárcel para menores Casal del Marmo, el Papa Francisco recordó el ritual de lavado de pies de Jesús con sus apóstoles en la Última Cena y recreó ese gesto servicial con 12 jóvenes allí ingresados. Así, el Papa continuó con una tradición que cumplía cuando era arzobispo de Buenos Aires.

Con una celebración «sumamente sencilla», como adelantó que iba a ser el Vaticano, Bergoglio realizó el tradicional lavado de piés, pero en un lugar muy distante de la archidiócesis de Argentina en 1998, cuando visitó a afectados por el sida en el hospital Muñiz, a los presos de la cárcel de Villa Devoto y a niños con enfermedades créonicas en el hospital Ricardo Gutiérrez.

“Debemos ayudarnos unos a otros. Esto es aquello que Jesús nos enseña y esto es lo que yo hago, es mi deber, que me viene del corazón y amo hacerlo”, dijo Francisco en la misa celebrada en la cárcel, en la que participaron cerca de 150 personas.

“Esto es conmovedor: Jesús que le lava los pies a sus discípulos y El mismo explica: entiendan lo que hice por ustedes, ustedes me llaman Maestro y Señor, y está bien porque lo soy. Entonces, si yo Señor y Maestro les he lavado los pies a ustedes, también ustedes deben lavarse los pies unos a otros. Les he dado el ejemplo para que ustedes hagan lo mismo uno con otro”, explicó el Papa sobre el rito.

“Quien está en lo más alto debe servir a los demás”, dijo Sumo Pontífice, quien preside por primera vez bajo este título los tradicionales ritos de Semana Santa. “Esto es un símbolo y un gesto: lavar los pies quiere decir que estoy a tu servicio”, señaló.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar