García Mañá afronta un proyecto editorial de teoría y práctica policial

El jefe superior de Policía en Galicia hasta hace un año, Luis Manuel García Mañá, ha aceptado dirigir un proyecto de la editorial Reus y se ha hecho cargo de la colección «Teoría y Práctica policial», que arrancará en breve con cuatro títulos, cuyos autores serán el fiscal superior de Galicia, Carlos Varela, el propio García Mañá, un abogado del Estado que ejerce en Galicia y el responsable del laboratorio gallego de genética.

En una entrevista concedida a Europa Press, García Mañá ha explicado sus proyectos, entre los que se encuentra el trabajo asignado hace unos meses como vocal del Consejo Asesor del Cuerpo Nacional de Policía y los referidos al ámbito literario, en el que es autor de 15 títulos en lengua gallega, algunos de corte histórico y antropológico y otros de ficción.

El nuevo proyecto está escrito en castellano, trata temáticas del ámbito jurídico profesional y aspira a entrar en los canales de distribución de Iberoamérica con cuatro libros inicialmente.

Uno trata sobre protección del patrimonio, a cargo del fiscal Carlos Varela; otro sobre ética profesional «pero no teórica, pues se trata de un libro de reflexiones» a partir de sus 43 años de experiencia en esta profesión, según ha expuesto García Mañá sobre el libro que ya escribió él para la colección.

Un tercer tomo será «muy práctico» para explicar cómo debe desarrollarse un proceso en sede judicial en torno a los testigos y a los ciudadanos, y éste tendrá como autor a un abogado del Estado natural del Bierzo y que desarrolla su trabajo en Galicia.

Un último libro versará sobre genética forense y su aplicación policial en un recorrido histórico por pasado y presente al que se añadeN posibles aplicaciones futuras, a cargo del jefe del laboratorio de ADN de A Coruña.
VOCACIÓN PEDAGÓGICA

La idea de la colección surgió del consejero delegado de la editorial Reus, Jesús Pinto, y encargó al catedrático de Derecho Civil y ourensano Carlos Rogel su creación, así que, según García Mañá, acabó formándose un equipo de profesionales gallegos o vinculados con Galicia que será el que impulse el arranque de esta idea de «profunda vocación pedagógica», cuyo objetivo es «afianzar la formación» de los profesionales que más conoce el vocal policial.

El director de la colección ya prevé que los siguientes títulos incluirán alguno sobre el medio ambiente. «Es fundamental como temática, pues en él vivimos biológicamente y nuestro mal uso está dando al traste con él», subraya. Pero también cree que se abordará alguno sobre nuevas tecnologías, pues en el mundo policial «cada día se exige estar mejor formado para afrontar los retos de un mundo plural y poliédrico».
ENTRE A CORUÑA Y OURENSE

García Mañá nació en Ourense y desde 2004 fue el jefe superior de la Policía en Galicia, con sede en A Coruña, donde estableció su residencia durante la semana.

A finales de enero de 2012 le tocó, por estar todavía en funciones en su cargo, vivir de cerca la conocida como «tragedia del Orzán», en la que un joven se ahogó junto con tres polícias durante la operación de rescate en pleno temporal. Su cese ya estaba comunicado pero no publicado así que, según ha rememorado, dio el relevo al nuevo jefe policial entre actos de condolencia y honoríficos para los fallecidos y sus familias.

En Ourense custodia su infancia, vivida con unos padres «preocupados» porque él y su hermana recibiesen una formación integral, con clases de música en el conservatorio incluidas. «Además, entre mis ancestros, hay un ambiente de creatividad cuidada y, por ejemplo, mi madre que es casi centenaria y de Calvos de Randín, sigue contando muy bien las historias y es para mí un baúl que almacena la tradición oral de mi familia», afirma.

Entre las historias custodiadas y reproducidas en la familia de García Mañá, una de las más contadas es la del bisabuelo que emigró a Brasil, del que siempre se supo por las cartas que se escribían los vecinos de la «raia» de Ourense con sus familias emigradas.
LAS HISTORIAS DEL ‘COUTO MIXTO’

El libro «Couto Mixto: unha república esquecida», publicado en el año 2005, fue el resultado de una parte de las historias contadas por su madre y luego «redescubiertas» en documentos como el Tratado de Lindes entre España y Portugal de 1868, que terminó con las peculiaridades de esta zona, que tenía su equivalente en los «pueblos promiscuos» del país vecino.

«Con el tiempo, descubrí que todo lo que me contaba mi madre, aunque parecía utópico, era real y sucedió como lo contaba ella a pesar de lo extraño que resultaba narrar la existencia de un lugar tan peculiar jurídica y geográficamente», resalta.

Las historias del bisabuelo, del encuentro de la madre con el lobo y otras de su familia, dieron a García Mañá el hilo para dejar por escrito historias reales con formato de ficción en libros como «O meniño morreu» o «O último grito do Ipiranga».

Y de forma paralela, en 1999 se crea la Asociación de Amigos do Couto Mixto para promocionar esa zona constituida por los pueblos de Santiago dos Mixtos, Rubiás dos Mixtos y Meaus (ayuntamientos de Calvos de Randín y Baltar, en Ourense), todos en la zona «arraiana» entre Ourense y Portugal y desde entonces, numerosas actividades reivindican la memoria del lugar, que tuvo autogobierno hasta los años 30 del siglo XIX, derecho a asilo y exención tributaria total.

Todos los privilegios se perdieron a finales del siglo XIX, pero se rememoran una vez al año con ceremonias simbólicas de elección de tres jueces honorarios, entre los que se encuentra García Mañá, que sigue escribiendo varios libros a la vez con el poso de estas historias.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar