Aumentan los que creen que la violencia de género es «algo inevitable»

 

   El número de gallegos que cree que la violencia de género es «algo inevitable que siempre ha existido» ha crecido más de nueve puntos entre 2005, cuando afirmaba esto el 3,20 por ciento, y 2012.

Así lo evidencia un estudio realizado por la Secretaría Xeral de Igualdade de la Xunta de Galicia, dado a conocer este miércoles por el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y por la secretaria xeral, Susana López Abella.

Según recogen los datos de la encuesta, que se comparan con la última realizada, el 12,69 por ciento de los gallegos consideran que la violencia de género es algo «inevitable», una cifra que ha aumentado considerablemente desde el 3,20 por ciento de esta opción en 2005.

Sin embargo, mayoritariamente se sigue considerando que la violencia de género es algo «totalmente inaceptable», la opción que eligen el 84,72 por ciento de los encuestados –frente al 93,4 por ciento de 2005– y el 1,5 por ciento —menos que en 2005– la considera «aceptable en algunas circunstancias».

El 57,84 por ciento de los gallegos cree que la situación actual de la violencia de género en Galicia es «mala o muy mala». Sobre su evolución futura, el 31,37 por ciento creen que empeorará, el 31,87 por ciento consideran que mejorará y el 25,07 por ciento afirman que «se mantendrá igual».

Asimismo, según los datos del estudio de la Xunta, el 30,47 por ciento de los encuestados consideran que la violencia de género es menor en Galicia que en el resto del Estado y únicamente el 5,09 por ciento cree que la situación es peor en la Comunidad.

IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN

Susana López Abella ha continuado apostando por la educación para la prevención de esta lacra, algo que, según ha indicado, está avalado por los datos de este estudio.

Concretamente, la población sin estudios y mayor de 50 años es la que considera, en mayor medida, que la violencia de género es «algo inevitable», una proporción que va disminuyendo a medida que aumentan los estudios de los encuestados.

Paralelamente, el 97 por ciento de los encuestados reconoce como muy importante en la lucha contra la violencia de género la educación de los niños y de toda la ciudadanía con criterios de igualdad. Entre otros factores que reciben apoyo están que las familias se impliquen más en las denuncias –93,9 por ciento–, que se denuncie siempre y cuanto antes –92,6 por ciento–, que los vecinos denuncien los casos que conozcan –88,7 por ciento– y que la gente se autoproteja –80 por ciento–.

El 70,43 por ciento de los encuestados, además, considera que la violencia de género es un problema social que compromete a todos, incluido al Estado. En este ámbito destaca que un 15,48 por ciento asegura que se trata de «una cuestión privada, en el ámbito de la familia».

LEGISLACIÓN Y JUECES MÁS DUROS

El endurecimiento del Derecho Penal y que el cuerpo judicial aplique las leyes de forma expeditiva son los factores que más respaldo alcanzan para afrontar la violencia de género.

En este sentido, el 92,91 por ciento de los encuestados creen que, para erradicar esta lacra, los jueces deben aplicar las leyes con mayor rigor, el 89,71 por ciento piden leyes que faciliten el castigo; el 87,11 por ciento reclama que los castigos sean más duros y el 80 por ciento pide a los jueces que sean beligerantes contra la violencia.

La población gallega considera que el abuso de alcohol y drogas, los problemas psicológicos y la sociedad machista son los tres elementos que están más frecuentemente detrás de las agresiones de género. Esta percepción, además, no ha cambiado sustancialmente desde 2005, por lo que Susana López Abella ha llamado la atención sobre la lucha contra los estereotipos, dado que, según ha apuntado, el alcohol o las drogas están detrás únicamente del 5 por ciento de las muertes por este motivo.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar