Santiago vive la Traslación de los restos del Apóstol

La presidenta del Parlamento gallego, Pilar Rojo, ha apelado a la tradición jacobea como «útil, incluso necesaria e imprescindible» para afrontar la crisis y el paro en su intervención realizada este domingo como delegada regia en la ceremonia de Traslación de los restos del Apóstol Santiago. Así, ha pedido al santo «ayuda» para que «todos los responsables públicos adopten las mejores soluciones para superar los problemas del presente».

En un acto litúrgico en el que el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, ha recordado a las personas que «están padeciendo las consecuencias de la crisis económica», Pilar Rojo ha remarcado que «con esfuerzo y dedicación» se puede superar «las negativas consecuencias» que afectan a la sociedad con el «rostro hostil» del paro.

 

 

En su discurso como delegada regia en representación de Don Juan Carlos de Borbón, Pilar Rojo ha pedido ayuda al Apóstol Santiago para que «todos los responsables públicos adopten las mejores soluciones para superar los problemas del presente», en una misa en la que se han escuchado por momentos las bocinas de los afectados por las preferentes que se han concentrado junto al belén situado en la Praza do Obradoiro alrededor de las 11.30 horas.

En este sentido, Rojo ha remarcado que la Translatio Sancti Iacobi «simboliza la construcción de las bases del presente» y «el inicio de la modulación de una identidad colectiva», al tiempo ha señalado que Galicia y España «están en deuda» con el Apóstol por establecer un itinerario espiritual «que las enriquece en valores y cultura».

 

«Nos contagiamos, por lo tanto, de la tradición jacobea para mejorar en la senda que nos toca recorrer», ha apuntado Rojo después de afirmar que espera que espera que «la sabiduría recibida por esta tradición ilumine el proceso de toma de decisiones y augure una pronta revitalización».

 

 

 

Por su parte, el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, ha puesto sobre el altar la ofrenda de la delegada regia, a la vez que ha hecho mención a «las personas y familias que están padeciendo las consecuencias de la crisis económica».

Asimismo, Barrio ha llamado a «interpretar desde la fe» la realidad actual, puesto que «es un drama para el hombre de nuestros días planificar su existencia de espaldas a dios».

«Europa ha de abrirse a dios, salir a su encuentro sin miedo, trabajar con su gracia por la dignidad del hombre. De la misma manera, España y nuestra querida Galicia», ha asegurado en su sermón.

Junto a esto, el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, ha afirmado que «olvidar y marginar a dios lleva consigo el oscurecimiento del horizonte ético y moral».

A la homilía de este domingo han acudido, entre otros, el presidente de la Xunta acompañado de sus conselleiros y el vicepresidente del Gobierno gallego, Alfonso Rueda; así como el delegado del Gobierno, Samuel Juárez; el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría; el rector de la Universidade de Santiago de Compostela, Juan Casares Long; el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy; y el alcalde de Santiago, Ángel Currás, con diversos concejales.

Al acto también han acudido representantes de la Brigada de Infantería Ligera (Brilat) Galicia VII, y la representación de las fuerzas armadas ha estado encabezada por el jefe de la Fuerza Logística Operativa (FLO), Francisco Javier Abajo Merino.

 

La ceremonia de la Traslación se celebra anualmente el 30 de diciembre en recuerdo del traslado de los restos del Apóstol Santiago desde el puerto de Jaffa (Jerusalén) hasta las costas gallegas, desembarcados en el muelle de Iria Flavia (Padrón).

En base a la tradición, la Reina Lupa, soberana de las tierras envió tropas en persecución de la comitiva apostólica, que fue salvada, según el relato, por un milagro que ahogó a los perseguidores en las aguas del río Tambre.

La Reina Lupa quedó impresionada y ofreció su ayuda a los discípulos para que pudieran enterrar los restos del Apóstol, trasladados en un carro tirado por bueyes que al azar buscan reposo para el hijo de Zebedeo. Según la leyenda, los bueyes se detienen en un lugar llamado Libredón ‘Liberum domum’, en donde Santiago es enterrado hasta que es descubierto por un eremita en el año 813.

El rey Alfonso VI realizó en el año 1109 la primera ofrenda de Traslación, entregando una ofrenda de una docena de talentos de oro y otras de marcos de plata. En 1642, bajo el reinado de Felipe VI esta ceremonia se institucionalizó con carácter definitivo y desde entonces actúa como oferente el rey o un delegado regio.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar