El juez Vázquez Taín recibe con satisfacción el premio «Ourensanía 2012»

   El juez instructor titular en Santiago de Compostela José Antonio Vázquez Taín ha recogido este domingo el premio ‘Ourensanía 2012’, que reconoce su trabajo en el ámbito judicial, y, en su intervención, dijo aceptarlo no como reconocimiento sino como compromiso. «Lo que me obliga a pasar otros 44 años haciéndome merecedor del galardón», ha enfatizado.

Hijo deun maestro de escuela, Vázquez Taín nació en el pueblo de Zarracós, en el ayuntamiento ourensano de A Merca, en el año 1968.

De él, el presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, ha destacado que, como «servidor de la Justicia», renunció «a un ascenso a magistrado para concluir los procesos abiertos» en las investigaciones relacionadas con el narcotráfico en la Galicia costera.

Baltar, al igual que el jurado del premio ‘Ourensanía’, ha valorado también la entrega del galardonado en la defensa del patrimonio cultural de Galicia, «simbolizado en la recuperación del Códice Calixtino».

‘OURENSANÍA’ ES MEZCLA DE IRONÍA Y ELEGANCIA

En su intervención, el juez galardonado ha pedido disculpas por si la emoción le impidiese hablar, pues ha considerado el premio un «altísimo honor» para alguien, como él, demasiado joven y vivo para recibirlo.

A renglón seguido, ha dicho no tener claro si es una persona de ciencias o de letras, pero lo que sí ha dejado claro es que es «ourensano», concepto que ha definido como «una mezcla de la ironía de Vicente Risco con la elegancia de Eduardo Pondal, también con la combinación de la ambición económica del industrial Eduardo Barreiros y la sensibilidad del pintor Quessada».

En su caso, ha interpretado ‘Ourensanía’ como el justo equilibrio entre el servicio al Estado y el amor a la tierra. Así, ha aludido al trabajo de los viticultores para obtener los caldos y a la vida de cualquier ourensano, que, como ha indicado, «se caracteriza por no tener nunca la intención dejar huella pero sí poso en el que broten los proyectos de sus hijos».

También ha sacado a colación «la humildad y las raíces» para recordar la recuperación del Códice Calixtino, robado de la catedral de Santiago de Compostela, como una «llamada al mundo» para que conozca las joyas históricas que custodia Galicia.

En este punto, ha hablado de algunas de las existentes en Ourense como monasterios, castillos, la iglesia de Santa Comba de Bande y tierras como las de la Ribeira Sacra y Manzaneda.

LOS PRIMEROS POETAS DE LA ‘OURENSANÍA’

Por su parte, el escritor Luis González Tosar, autor del manifiesto del nuevo concepto ‘Ourensanía’, ha intervenido para recordar al poeta natural de Vilamarín Fernán Páez, autor de varias «cantigas» y servidor del rey Sancho IV en el siglo XIII, y ha propuesto que se le haga un homenaje conjunto con el también poeta Roi Páez de Oliveira.

Su objetivo es el de editar un breve cancionero con sus «cantigas» y que compartan el espacio cultural llamado ‘Ínsua dos Poetas’ en un bosque cercano al Pazo de Vilamarín, lugar de entrega del premio ‘Ourensanía’.

A continuación, ha explicado que el premio otorgado por el jurado a Vázquez Taín tiene carácter honorífico y se simboliza con la entrega de una escultura de Xosé Cid, que es una alegoría del ser humano desnudo ante la historia.

En su segunda edición, el premio tuvo un galardonado, mientras que en la celebrada el pasado año fueron 11 los premiados. Tosar ha avanzado que las próximas entregas tendrá un único protagonista, decidido por el futuro Consello de Ourensanía, que se constituirá en los meses venideros.

La entrega del premio se hará siempre el día 11 de noviembre por ser el día de San Martiño, patrón de la ciudad de Ourense y, según los organizadores, también de la ‘Ourensanía’.

EL CONCEPTO

Según el manifiesto fundacional, ‘Ourensanía’ es un concepto que no supone localismos sino «una forma de andar e interpretar el mundo» y, por ello, no tiene fronteras.

«La ciudad de Ourense, con ser la capital, no es ni mucho menos nuestra única urbe, sino que tenemos cosmópolis repartidas por los cinco continentes y en todas se nos reconoce como individuos finos, imaginativos y atinados, con humor y sentidiño», según el manifiesto.

Al acto celebrado este domingo asistieron la familia del galardonado, alcaldes de toda la provincia, artistas de diferentes ámbitos y miembros del jurado hasta llenar una sala anexa del Pazo de Vilamarín. Tras la entrega, se trasladaron al interior de la casona para degustar platos elaborados por los alumnos de la Escola de Hostelería del mismo ayuntamiento, situada a pocos metros.

 

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar