Se mata antes del desahucio y el juez urge cambios legales

Una mujer de 53 años ha fallecido en la localidad vizcaína de Baracaldo cuando la comisión judicial iba a proceder al desahucio de su vivienda. Al parecer, la mujer se ha encaramado a una silla y se ha arrojado al vacío desde el segundo piso del inmueble, falleciendo en el acto.

Según ha informado el Departamento vasco de Interior, los hechos se han producido sobre las 9.20 horas de este viernes en un inmueble de la calle Altos Hornos y, pese a que al lugar se han trasladado una ambulancia, los facultativos no han podido hacer por salvar su vida, ya que ha fallecido en el acto.

La mujer vivía con su marido y su hijo de 21 años.

EL JUEZ

El juez de guardia de Baracaldo, Juan Carlos Mediavilla, que ha ordenado el levantamiento del cadáver ha urgido a acometer «cambios legales» que eviten situaciones «trágicas» como la ocurrida este viernes por la mañana.

En declaraciones a los medios de comunicación concentrados ante el domicilio de la fallecida, Amaia Egaña, Mediavilla ha trasladado un mensaje de «tranquilidad» desde el ámbito del poder judicial, y ha agregado no se puede «llegar a situaciones como las vividas» este viernes en Baracaldo.

A su juicio, sería «bueno» que se procediera, «por parte de quien es competente para ello, que no es el poder judicial a quien corresponde la modificación de la legislación vigente. «No podemos estar en situaciones que, por un problema económico, derivan en crisis como ésta, con resultados tan trágicos», ha dicho.

El también juez decano de Baracaldo ha llamado a la reflexión y a que, «de una manera rápida, sin demora», se proceda a acometer los cambios legales para que los jueces puedan «interpretar y aplicar la nueva normativa y atender de una mejor manera a estas situaciones».

Mediavilla se ha confesado «afectado» por el levantamiento del cadáver, porque «el fallecimiento de una persona es lo más duro que se puede ver en esta profesión».

«SENSIBILIDAD»
El juez ha recordado también que el Poder Judicial, a través del CGPJ y de sus representantes en el Tribunal Superior de Justicia del País vasco (TSJPV) han mostrado «su sensibilidad sobre esta cuestión» en diversas ocasiones.

«El poder judicial no es ajeno a la sociedad en la que vive, somos ciudadanos y, evidentemente, no somos ajenos a esta problemática. Cuando las consecuencias son tan duras como éstas, tiene que hacer reflexionar a todos, sobre todo a quienes tienen competencia», ha afirmado.

Mediavilla ha contactado con el presidente del alto Tribunal vasco, Juan Luis Ibarra, que le ha manifestado la conveniencia de que realizara las declaraciones en ese sentido. Preguntado por la posibilidad de que se aplique una moratoria que impida acometer los desahucios hasta que se cambie la normativa, lo ha considerado «difícil».

«En la medida en que la parte que insta al lanzamiento lo siga instando, el juez lo único que tiene que hacer es cumplir con lo que la ley le ordena y acordar los desahucios y los lanzamientos», ha explicado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar