Nuevos manuales de buenas prácticas para el paisaje

 

   El director del Instituto de Estudos do Territorio, Manuel Borobio, ha anunciado la publicación, antes de fin de año, de dos nuevos manuales de buenas prácticas sobre el paisaje en núcleos rurales y arenales de la comunidad.

Los textos incluirán pautas recomendables para garantizar, cuidar y preservar el paisaje gallego. «Para proteger algo hay que quererlo, y para quererlo hay que conocerlo», ha destacado en rueda de prensa el director del organismo dependiente de la Consellería de Medio Ambiente.

Así, ha defendido la labor realizada por su organismo desde la presentación de la estrategia del paisaje gallego, en agosto del año pasado, para «ir acumulando» información y delimitar las 12 grandes áreas paisajísticas y las 50 grandes comarcas de Galicia.

Ambas guías, la primera sobre núcleos rurales y la segunda acerca de zonas de playas y dunas, serán «orientativas», aunque, preguntado sobre la posibilidad de adoptar sanciones, Borobio ha afirmado que él «sí» piensa que «ocurrirán cosas» en caso de incumplimiento. Por su parte, el plan de ordenación del litoral y la guía de acuicultura sí serán «de obligado cumplimiento», ha resaltado.

Así, ha llamado la atención sobre la intención de identificar «problemáticas concretas» para ofrecer, también, «soluciones concretas» y facilitar la intervención «de manera casi quirúrgica» sobre el territorio y el paisaje.

CATÁLOGOS DEL PAISAJE

El director del instituto de estudios del territorio ha reivindicado la aprobación del catalogo del paisaje de O Deza como «un hito» y ha avanzado el comienzo del proceso de participación pública en septiembre, con el propósito de establecer «cauces de diálogo fluido con la ciudadanía» y, en colaboración con ella, trazar las directrices del paisaje y los «objetivos de calidad paisajística» en esta comarca.

En el propósito de recabar las aportaciones de los diferentes agentes sociales, Borobio ha apostado por los talleres y las plataformas digitales como vías de canalización. Transcurrido el trámite de O Deza, la Xunta tratará de elaborar los catálogos correspondientes al resto de comarcas, empezando por Golfo Ártabro y la zona septentrional.

«SELLO DE IDENTIDAD»

En base a la línea de trabajo marcada por el departamento, el paso siguiente será «la aproximación» a un sello «de identidad y de calidad» para el paisaje gallego. Esto, a la vez que avanza, durante 2013, en el desarrollo reglamentario de la ley de protección del paisaje de Galicia.

Manuel Borobio ha explicado que dicho «distintivo» de calidad busca «poner el acento» en que una determinada actuación «ha tenido en cuenta los objetivos de calidad paisajística», por ejemplo, la restauración de un núcleo de población. Por último, ha señalado como meta ampliar en 290.000 hectáreas la superficie delimitada por unidades paisajísticas.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar