Conductor ileso tras precipitarse por un desnivel de 20 metros

 

Un joven de 34 años de edad ha sufrido heridas de carácter leve en un brazo pese a haber sufrido un aparatoso accidente de circulación, en el que el vehículo que conducía se precipitó por un desnivel de unos 20 metros de altura en Barbadás (Ourense), según han informado a Europa Press fuentes de Protección Civil.

El accidente ocurrió pasadas 9.00 horas de este martes, en la carretera provincial OU 0519, que comunica Ourense y Toén, a su paso por el término municipal de Barbadás, en el punto kilométrico dos. El coche en el que viajaba el joven se precipitó por un terraplén de  20 metros y una piedra «de grandes dimensiones» quedó incrustada en el parabrisas del vehículo.

Pese a que en un principio se había solicitado la actuación de un equipo de excarcelación, finalmente el herido logró abandonar por su propio pie y con ayuda de conductores que pasaban por allí el vehículo, que quedó boca arriba.

Según las fuentes consultadas, el uso del cinturón de seguridad permitió que el accidente no tuviese consecuencias más graves para el joven, que fue trasladado por una ambulancia asistencial al centro médico El Carmen, en Ourense.

Según las primeras evaluaciones médicas, las heridas del joven, que en todo momento estuvo consciente, no revisten gravedad y pasaban por daños en un brazo. Además de una ambulancia del 061, también fueron movilizados medios de Protección Civil y de la Guardia Civil.

OTROS ACCIDENTES

Por otra parte, a las 8.40 horas, en Nigrán (Pontevedra) se registró un accidente con tres coches implicados, a consecuencia del cual el 061 trasladó a la clínica Fátima a una mujer de 34 años de edad que responde a las iniciales S.M.E.G.

Poco antes, pasadas las 8.00 horas, la salida de vía de un vehículo en el lugar de Vilar, en el municipio de Brión (A Coruña) obligó a trasladar al Hospital Clínico de Santiago a una mujer de 34 años de edad que responde a las iniciales G.S.N. Además del 061, hasta el lugar también se desplazaron la Guardia Civil y el grumir.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar