Desalojados los ocupantes de una finca militar de Sevilla

Los sindicalistas del Sindicato Andaluz de Trabajadores abandonan la finca militar de las Turquillas, en Osuna (Sevilla), que ocupaban desde hace 18 días después de que la Guardia Civil cursara la orden de desalojo, Se trata del mismo colectivo que esta semana decidió «expropiar» los vienes de un supermercado de Marinaleda, con su alcalde comunista Gordillo al frente.

Los ocupantes, con el alcalde comunsita de Marinaleda, Gordillo, primero por la derecha

Existe un «fuerte dispositivo policial, con unos 17 coches», que están identificando a los jornaleros, lo cuales «se están llevando sus enseres y materiales».

«No va a haber resistencia y desalojamos pacíficamente», han agregado fuentes del SAT, quienes apuntan que la idea que tienen las fuerzas de seguridad es ir identificando a los jornaleros que desde hace 18 días se encuentran en los terrenos y, de este modo, aprovechar el desalojo para detener a quienes participaron en los asaltos a los supermercados que se produjeron esta semana.

No obstante, fuentes del SAT precisan que por el momento no se ha producido ningún nuevo detenido y han indicado que todos los jornaleros tienen previsto concentrarse ante la sede de la Policía Nacional en la comisaría de Blas Infante, donde se encuentra el último detenido, el pasado jueves.

Por su parte, el diputado autonómico de IU y alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, ha dicho este viernes que los jornaleros que llevan cerca de 18 días ocupando la finca militar de las Turquillas se marcharán «pacíficamente» en las próximas horas.

La Guardia Civil se ha personado en los terrenos sobre las 6,30 horas de esta mañana y ha dado la orden de desalojo. En declaraciones a ABC Punto Radio, recogidas por Europa Press, Gordillo ha manifestado que los ocupantes han estado hablando con los mandos para que el desalojo «sea pacífico y sin incidentes».

«Ha habido colaboración por las dos partes, desmontando el campamento. No teníamos muchas cosas acumuladas después de 17 días. Nos han dicho que cualquier cosa que se quede aquí se considera abandono y que entonces lo estamos desmontando», ha indicado.

Además, ha precisado que están procediendo al desmantelamiento «con absoluta tranquilidad» y que, mientras tanto, las fuerzas de seguridad les estaban «identificando». «Pacíficamente nos marcharemos», ha apostillado.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar