El hombre más alto del mundo no crecerá más

Sultan Kosen, el hombre más alto del mundo según el record Guiness, ha anunciado que no crecerá más, y que su estatura ha quedado fijada 2 metros y 51 centímetros.

Para Kosen, natural de Turquía, el origen de su fama también ha sido una fuente de problemas: «desde que crecí me enfrenté a obstáculos en la vida, tenía días difíciles, no podía salir de mi habitación, mi familia tenia dificultades económicas así que no podía recibir tratamiento, lloraba en secreto en mi cama pero desde que me reconocieron como el hombre más alto del mundo mi vida ha cambiado. Soy muy muy feliz».

Y esa felicidad se ha reforzado desde que se sometió a una operación en EEUU para eliminar el tumor cerebral que le causaba una acromegalia, enfermedad en que la pituitaria produce un exceso de la hormona del crecimiento.

Este hombre, que calza unos zapatos de la talla 60 hechos especialmente para él, espera ahora salir de la lesión de espalda que le fuerza a caminar con muletas. Además, ha anunciado que por fin tiene novia.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar