Montoro defiende en el Congreso las cuentas «mas austeras» de la democracia

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha defendido este martes las cuentas «austeras, difíciles y realistas» que ha aprobado el Gobierno para el año 2012 con el objetivo de reducir el déficit y recuperar la confianza en el país.
«Un Presupuesto que no tiene nada de amable», ha admitido Montoro durante el debate de las enmiendas de totalidad al Presupuesto en el Congreso, donde ha reconocido que son las cuentas «más austeras» de la democracia, pero también los «más realistas» para superar la crisis que atraviesa el país.

El titular de la cartera de Hacienda también ha calificado las cuentas de «excepcionales» porque responden a la «excepcional» situación de crisis que vive el país, y ha asegurado que abren la puerta a la resolución de los problemas que sufren los españoles. «Pretenden ser un instrumento eficaz de lucha contra la crisis», ha aseverado.
Asimismo, ha indicado que las cuentas pretenden dar respuesta a las consecuencias que ha dejado la herencia del anterior Gobierno, que fue «un engaño más» del Partido Socialista, que ha perjudicado «mucho» la imagen de España frente a los socios europeos, los acreedores y los mercados en general.
En este sentido, ha recordado que el Presupuesto se ha aprobado y debatido en un tiempo «extraordinario» por la convocatoria de elecciones anticipadas, aunque lleva el sello de un nuevo Gobierno que siente un «respaldo mayoritario» de la sociedad y que sabe lo que tiene que hacer para resolver la crisis porque ha recibido un «mandato claro».
A su parecer, son los Presupuestos «adecuados» para hacer frente a una recesión y parar reducir así el déficit público del 8,5%, ya que equilibrar las cuentas es una «absoluta prioridad» para desatascar la financiación del país.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar