Un sindicalista profesional “monta el show” en el Parlamento

Un sindicalista profesional de la CIG denunció este miércoles una “persecución sindical” por parte de la presidenta de la Cámara, Pilar Rojo, por no haber podido acceder al hemiciclo gallego pese a ser un invitado del BNG y haber sido tramitado este convite “en tiempo y forma”,  mientras personas que observaban el hecho hablaban espontáneamente de “montar el show”.

El sindicalista denunció una “persecución sindical” por parte de la presidenta de la Cámara, Pilar Rojo, por no haber podido acceder al hemiciclo gallego pese a ser un invitado del BNG y haber sido tramitado este convite “en tiempo y forma”.

Sin embargo, la presidenta de la Cámara, Pilar Rojo, ha justificado la prohibición en base al artículo 107 del Reglamento del Parlamento, que le otorga la capacidad de “velar el mantenimiento del orden”, para lo que tiene capacidad de tomar “todas las medidas pertinentes, incluida la puesta a disposición judicial de las personas responsables”.

En este sentido, y después de que la portavoz del Grupo Parlamentario del BNG, Ana Pontón, suscitase una cuestión de orden, en la que se produjo una discusión en la Cámara por lo ocurrido, la presidenta del Parlamento se amparó en ese artículo y recordó que envió una “comunicación” a los tres grupos para avisar de que un invitado que fuese expulsado no podría volver a serlo en ese periodo de sesiones.

Ante esa explicación, Ana Pontón ha considerado “muy grave” la “prohibición” a un ciudadano de entrar en el hemiciclo. “Las normas no se pueden aplicar de forma previa”, ha denunciado la portavoz del Grupo del BNG, quien acusó a la jefa del Legislativo autonómico de aplicar la “políticas de las guerras preventivas”.

DISUADIDO
El indivíduo trató de entrar en el hemiciclo de lo cual fue disuadido por el jefe de seguridad del Parlamento, al no figurar en la lista de invitados pese a que su nombre había sido incluido por el BNG, denunció que se trata de una cuestión “inédita”.

Sin embargo, fuentes parlamentarias han explicado que “no es la primera vez” que se da un caso como éste, y aseguran que se trata de una interpretación “benévola” del Reglamento de la Cámara, al tiempo que recuerdan que se trata de un acuerdo del que los grupos son “conocedores”.

“Fuimos invitados por el BNG, que tramitó en forma y día con nuestro nombre y DNI para poder asistir en este pleno”, remarcó el espectador frustrado “No conozco las razones”, ha advertido, para asegurar que es un cargo de la CIG, sindicato que representa a más de 80.000 trabajadores.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar