La presencia del jefe de la mafia georgiana cambia la vida en la cárcel de Teixeiro

 

La prisión de Texiero, en Curtis y el líder de la mafia ruso-georgiana, Zakhar Kalashov

La prisión de Teixeiro (A Coruña) ha implantado nuevas medidas de seguridad para evitar la huida del jefe de la mafia ruso-georgiana, Zakhar Kalashov, condenado por “blanquear” en España fondos obtenidos en actividades delictivas, según han confirmado a Europa Press fuentes de Instituciones Penitenciarias. Asimismo, han precisado que el sistema, para evitar fugas con medios aéreos, es para “éste y otros internos”.

Considerado el jefe de una poderosa organización mafiosa dedicada al blanqueo de dinero, al tráfico de armas, a la extorsión y al asesinato, Kalashov se encuentra desde hace aproximadamente dos meses en la cárcel de Teixeiro en el régimen de primer grado, “aunque no está en el nivel más restrictivo”.

Así, han precisado que disfruta de algunos beneficios como la posibilidad de tener actividades deportivas o culturales, “aunque se intentan dar en el módulo”, han precisado las mismas fuentes.

Desde que ingresó en prisión, en el año 2006, Instituciones Penitenciarias lo cambia continuamente de cárcel para evitar su fuga.  Desde hace dos meses, se encuentra en la de Teixeiro, donde se ha instalado un dispositivo de cables tensados “para evitar la fuga en helicóptero de este y otros internos”, han señalado desde Instituciones Penitenciarias.

PRESO “MODELO”

Al respecto, han indicado que estas fugas son “relativamente frecuentes” en otros países de Europa, aunque en España no se ha dado ningún caso. En el mismo sentido se han pronunciado fuentes sindicales, que han tildado de “preso modelo” a Kalashov.

Cuando termine su condena en España, Kalashov se enfrenta a una petición de extradicción por parte de Georgia, donde deberá cumplir una condena de 18 años de prisión. “Ahí es a donde no quiere ir y por eso se han mejorado las medidas de seguridad pensando que este hombre dispone de unos medios que no tendrían otros presos”, han precisado desde los sindicatos.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar