Primera feria virtual del libro

 

Arranca la Feria virtual del libro durante seis días (concluye el día 11), se podrá acceder a este espacio interactivo de encuentro en la nube entre autores, editoriales y compradores.

La Feria virtual del libro es una iniciativa del servicio de publicación de libros online Bubok, y la compañía de desarrollo de ferias virtuales Imaste.

Desde el exterior del recinto ferial, (www.feriavirtualdellibro.es) se puede visitar la sala de expositores. Allí, seleccionando cualquier puesto se accede al mismo. Cada uno está organizado en tres secciones: Recepción (en el centro), Productos (a la izquierda) y Multimedia (a la derecha).

Cada sección, una vez seleccionada, cuenta con iconos repartidos a lo largo de la escena para descubrir lo que hay detrás de cada uno de ellos (temáticas, chat, libros, encuestas, presentaciones en vídeo, y muchas más).

La aplicación, desarrollada con tecnología Flash, es muy agradable visualmente y cómoda para navegar. Para moverse entre las secciones basta con desplazar el ratón, y a cada apartado final se llega en pocos clicks de ratón. La asistencia a la feria es gratuita y requiere registro.

Los requisitos para poder disfrutar de la Feria virtual del libro son pocos: navegador web, plugin de Flash versión 9.0.262 o superior, conexión a Internet de al menos 1Mb, y para los contenidos multimedia tarjeta de sonido y altavoces o auriculares. El resto es curiosidad y amor por los libros.

Ventajas y desventajas de una feria virtual

Si ya ha asistido alguna vez a una feria del libro, ese ambiente tan especial de las casetas y el público deambulando y curioseando libros no lo va a encontrar. Aquí se disfruta de otra experiencia, sobre todo por la multimedia y una gran ventaja: se puede acceder a cualquier hora.

La experiencia es similar a una visita presencial, solo que sin la necesidad de desplazamiento y la comodidad de nuestro hogar o el sitio desde el que ingresemos en el espacio virtual. La usabilidad y convenciones propias de la navegación web permiten el acceso con una fórmula sencilla y agradable.

Para los expositores supone un gran ahorro de costes al no necesitar invertir en la parte física de los puestos. Esto debería traducirse en una disminución del precio de las obras, que se podrán adquirir tanto en papel como en formato electrónico.

La posibilidad de comunicarse con otros usuarios, autores y editores mediante chat y los contenidos multimedia, dotan a la feria de un atractivo diferente frente a la visita presencial. Tampoco dolerán los pies, que dicho así parece broma, pero no lo es. El portal de la feria dispone de una pestaña, agenda, donde consultar los eventos organizados para cada jornada.

Los organizadores confían en que las visitan oscilen entre 65.000 y 75.000, entre los usuarios de España, Latinoamérica y otros países.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar