La vida a la deriva

 

Uno de los pasajeros del Costa Allegra ha colgado en Youtube imágenes de la vida a bordo del crucero remolcado hasta las islas Seychelles después de que un incendio dejara al barco a la deriva y sin electricidad.

Un helicóptero asiste al crucero, llevando comida fría a las más de mil personas que viajaban en él, entre pasajeros y tripulación.

La grabación registra la aproximación del barco al puerto de Mahè, remolcado por el buque francés Trevignon. Eran las últimas horas de espera antes de volver a pisar tierra firme. Atrás quedarían el susto por el incendio que evocó la tragedia del Costa Concordia, las incomodidades de vivir sin electricidad, durmiendo a la intemperie por un calor sofocante en el interior del buque por faltar el aire acondicionado,  la comida fría, el aseo personal con agua mineral, la suciedad acumulada, los malos olores…una pesadilla, según relataba el hijo de una pareja de españoles que viajaban en el crucero.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar