Cordial desencuentro en Londres sobre Gibraltar

«Los gibraltareños son los que tienen que decidir su futuro». Esa fue la respuesta del primer ministro británico, David Cameron, a la petición de Mariano Rajoy de «abrir un diálogo constructivo» sobre el futuro del Peñón de Gibraltar.
Rajoy añadió que «los ministros de Exteriores hablarán en el futuro; tenemos posiciones diferentes pero vamos a seguir hablando en el futuro», a lo que Cameron matizó que «no va a haber debate si los gibraltareños no quieren que lo hagamos, afirmación a la que sucedió un comentario sobre las «excelentes relaciones» entre ambos paises.

Rajoy y Cameron, en el 10 de Downing Street, residencia oficial del primer ministro británico

Además del encuentro en Dowing Street, donde almorzaron, los dos dirigentes visitaron las obras obras de Crossrail, un importante proyecto de infraestructuras para el metro londinense a cargo de tres empresas españolas: Ferrovial, Dragados y FCC, ésta última a través de su filial Alpine.
Durante su estancia en Londres, el presidente del Gobierno recibirá en la residencia de la embajada española al viceprimer ministro Nick Clegg.
Los principales asuntos a tratar serán la crisis económica y del euro, así como las reformas y medidas adoptadas por España y Reino Unido. Ambos países, junto con Suecia, Finlandia, Estonia, Letonia, República Checa, Eslovaquia, Irlanda e Italia han firmado una carta dirigida a los presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión instando a la Unión Europea a tomar medidas en favor del crecimiento y el empleo de cara al próximo Consejo Europeo.
En el ámbito de las relaciones bilaterales se tratará del contencioso de Gibraltar con el fin de reanudar un diálogo constructivo que desarrollarán los ministros de asuntos exteriores. Asimismo, se propondrá al Gobierno británico la negociación de un acuerdo para el intercambio de profesores de inglés y español en la enseñanza primaria y secundaria
Dentro de la agenda internacional, se prestará particular atención a la situación en Siria, en Irán y a la próxima Conferencia de Somalia.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar