Galicia entra en sequía, 50 años después

Galicia se encuentra inmersa en un episodio de sequía tras las pocas lluvias de los últimos 12 meses. Lo ha constatado MeteoGalicia, que indica que esta situación empezó con la «extraordinaria escasez» de precipitaciones en primavera y el inicio del verano de 2011.

Aunque la situación mejoró de forma transitoria por las lluvias de octubre y noviembre, las reducidas precipitaciones de diciembre de 2011 y enero de este año provocan que la Comunidad sufra una situación de sequía que ya se percibe «de forma acusada» cuando se consideran valores de lluvia acumulados en 12 o 24 meses respecto a los valores climáticos.

Además, en lo que va de febrero, las precipitaciones tampoco han sido abundantes y las previsiones apuntan a un mes seco.

Según MeteoGalicia, 2011 fue el segundo año más seco del último medio siglo –la historia de la serie regional considerada–, con una anomalía «un 32 por ciento inferior al valor normal». Los cuatro años más secos de esta serie se alcanzaron en lo que va de siglo XXI, siendo 2007 el más seco del último medio siglo.

En este escenario, los modelos de predicción estacional, tanto de la agencia estadounidense (NOAA), así como la MetOffice británica, indican «una mayor probabilidad» de que las precipitaciones en primavera sean normales o por debajo de lo normal, aunque desde MeteoGalicia avisan de que estas predicciones deben tomarse «con reserva».

ALERTA DE INCENDIOS

La situación de sequía y las muy negativas perspectivas para los incendios forestales llevó ayer a la Xunta a poner en marcha una primera fase de dotación de medios aéreos. Serán un total de siete helicópteros y cuatro aviones que ya están diespuesos para realizar  su trabajo para la campaña de lucha contra el fuego forestal. Estos medios aéreos se verán reforzados el próximo 1 de marzo con otro helicóptero y un nuevo avión que llegan de la Administración del Estado.

La conselleira  de Medio Rural y del Mar, Rosa Quintana visitó este sábado a base de helicópteros de O Campiño, en Pontevedra, con el fin de conocer de buena tinta las instalaciones y trasladar su reconocimiento a los profesionales que trabajan en las mismas.
En su recorrido, comprobó los programas de prevención y extinción de incendios puestos en marcha lo pones departamento que dirige, así como la incorporación de los medios humanos y materiales a la prevención activa de los fuegos.

<object style=»height: 330px; width: 480px»><param name=»movie» value=»http://www.youtube.com/v/BAldMtN1P-s?version=3&feature=player_detailpage»><param name=»allowFullScreen» value=»true»><param name=»allowScriptAccess» value=»always»><embed src=»http://www.youtube.com/v/BAldMtN1P-s?version=3&feature=player_detailpage» type=»application/x-shockwave-flash» allowfullscreen=»true» allowScriptAccess=»always» width=»480″ height=»330″></object>
BASE DE O CAMPIÑO


En cuanto a las instalaciones de la base de O Campiño, visitada por Quintana, están situadas en la zona central de la provincia de Pontevedra. Este hecho le confiere una posición estratégica, tanto para atender fuegos en cualquier punto de la provincia como para servir de centro de formación y divulgación.
La base ocupa una parcela de aproximadamente 1,2 hectáreas. Esta superficie se divide en tres niveles. En la parte superior está la plataforma para lo aterrizaje de helicópteros, en el segundo nivel se encuentran las oficinas con la emisora y, en el último, las instalaciones para lo personal, el campo de entrenamiento y el aparcamiento.
El personal de la  unidad de helicópteros está compuesto por un agente forestal, un capataz forestal, nueve brigadistas, dos pilotos y un mecánico del helicóptero



Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar