Empleados de Novagalicia y Pastor piden ante el Parlamento su control público

Un grupo de trabajadores de Novagalicia Banco y Banco Pastor se han concentrado este miércoles ante el Parlamento de Galicia, coincidiendo con la sesión de control al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para protestar contra las reformas financiera y laboral aprobadas por el Gobierno central.

A Feijóo le han reclamado «garantizar la existencia» de Novagalicia Banco «bajo control público y gallego», por un lado, y «mediar» con el Banco Popular «para que deje servicios centrales» en la Comunidad Autónoma, «como hasta ahora», por otro.

Los manifestantes, convocados por el sindicato CIG-Banca a las puertas de la Cámara, han esgrimido lemas como ‘reforma laboral, terrorismo patronal’; ‘recortes e despidos, para os directivos’; ‘non, non, non, a reconversión’; ‘nin un paso atrás, contra as reformas, folga xeral’; ‘aí está, a cova de alí babá’ y ‘vos, franquistas, sodes terroristas’.

En declaraciones a los periodistas, el representante de CIG-Banca en Novagalicia, Clodomiro Montero, ha advertido de que la reforma del sistema financiero «hipoteca el futuro» de la entidad y la propia «existencia de entidades gallegas».
TRES MIL EMPLEOS POR ABSORCIONES

«Pone en peligro», ha subrayado Montero, «tres mil puestos de trabajo en Galicia» debido a «los distintos procesos de absorción que se puedan dar». «Y aún por encima –ha señalado– se van a ver afectados por la reforma laboral». Por ello, el representante de CIG-Banca denuncia la posibilidad de que se produzcan «tres mil despidos baratos» en la Comunidad gallega.

«Esto no puede consistir en que un amiguete –por José María Castellano, presidente de Novagalicia– consiga o no dinero para garantizar el futuro, sino que la Xunta tiene que garantizar la existencia de la entidad y bajo control público y gallego», ha denunciado.

Por su parte, la secretaria de la sección sindical de la CIG en Banco Pastor, Gladys Afonso, ha censurado que los trabajadores del Banco Pastor y de las empresas del grupo no saben «lo que va a ser de su futuro» tras la integración con Banco Popular.

«No nos han dicho lo que va a pasar», ha indicado , para reprobar que la dirección «se niega a negociar cualquier tipo de plan conjunto de prejubilaciones» y a ofrecer «datos» sobre lo que ocurrirá con los servicios centrales en A Coruña y el posible cierre de oficinas «por solapamiento».

«Que el señor Núñez Feijóo, que dice preocuparse por los puestos de trabajo, realmente se preocupe para presionar al Banco Popular para defender los puestos de trabajo del Pastor, de las empresas del grupo y de una ciudad como A Coruña», ha reivindicado Afonso.

A este respecto, ha considerado que «no es de recibo» que el alcalde herculino, Carlos Negreira, «salió diciendo que está de acuerdo con la reforma laboral» como el presidente gallego.

«Si está de acuerdo con los despidos y con la destrucción de los puestos de trabajo tendrá que explicárselo a todos los trabajadores del Banco Pastor, del grupo Pastor y del Grupo Popular», ha insistido.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar