Baltar apoya a las víctimas ourensanas del Costa Concordia

El presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, se ha comprometido este miércoles a «intermediar política e institucionalmente» para apoyar a las víctimas ourensanas del accidente del Costa Concordia en sus demandas por los daños sufridos. En este sentido, ha ofrecido el asesoramiento de los servicios jurídicos de la institución provincial.

«Se trata de evitar que queden desprotegidos ante una situación que pudo costarles la vida y en la que hay que llegar, de inmediato, a una solución», ha remarcado, después de reunirse con los afectados –un matrimonio, una mujer y sus padres–.

Dicho esto, ha defendido que las administraciones «no sólo están para tramitar cuestiones administrativas», sino que, a su entender, «tienen que ser receptivas y sensibles a casos como éste, de gran alarma social», en los que «unos ciudadanos se vieron completamente desasistidos e incluso peligró su vida».

Así, convencido de que la mejor forma de que los afectados puedan defenderse «con firmeza y agilidad» es estar «perfectamente organizados», ha ofrecido la colaboración de la Diputación ourensana para realizar las gestiones necesarias.

Por su parte, según ha informado la institución provincial en un comunicado, el portavoz de las víctimas ourensanas, Alejandro Mínguez, ha agradecido el «apoyo» ofrecido, toda vez que «hasta ahora, y hace un mes del siniestro, nadie se dirigió» a ellos. «Ni a los 10 afectados gallegos ni a los restantes 170 de toda España», ha puntualizado.

PROPUESTA «DE MÍNIMOS»

Además, Mínguez ha explicado que la naviera está negociando las indemnizaciones con los afectados, a los que ha ofrecido 11.000 euros, y que el plazo para aceptar o no este dinero finaliza el 31 de marzo. «Muchos no van a aceptar esta propuesta de mínimos», ha avanzado.

En este sentido, ha anticipado que «es muy posible» que se presenten «reclamaciones e incluso demandas judiciales», ya que se trata de una situación que puso «vidas en riesgo, no por un accidente, sino por la negligencia de querer acercar el barco a la costa».

Pero, dado que las víctimas proceden de distintos países europeos y de Estados Unidos, ha hecho hincapié en la dificultad de «poder diseñar estrategias judiciales conjuntas» para reclamar sus derechos. Por ello, cree «muy importante el ofrecimiento» de Manuel Baltar, que permitirá que su voz «se escuche» y evitará que estos hechos «queden en el olvido».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar