Guerra confirma la reactivación de la conservera destruida por un incendio en Cangas

El conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, se ha reunido este viernes en Cangas (Pontevedra) con los trabajadores y los propietarios de la conservera Lago Paganini –que tenía sus instalaciones en Moaña y que quedaron totalmente destruidas por un incendio el pasado diciembre– con el objetivo de avanzar en el proyecto de reactivación de la actividad de la fábrica. Asimismo, ha reiterado su apoyo al nuevo proyecto.
Guerra, que se reunió con los afectados en las nuevas instalaciones de la empresa en Cangas, ha mantenido que la prioridad del Gobierno gallego es asegurar el mantenimiento de los alrededor de 100 puestos de trabajo. Así, recordó que, ya el 23 de diciembre, Xesgalicia aprobó la concesión de un préstamo participativo por medio millón de euros para apoyar el primer proyecto planteado inicialmente por la empresa, que iba destinado a reanudar su actividad en enero.

Tras el cambio en el planteamiento inicial por parte de los empresarios, que decidieron ampliar el proyecto, con una inversión de 2,5 millones de euros para la reactivación de la actividad de la fábrica, Guerra ha reiterado el apoyo de la Xunta al nuevo proyecto. Así, ha destacado que la consellería mantiene «el compromiso inicial de apoyar las necesidades de financiación» de la conservera, llegando hasta «un millón de euros».
De esta forma, Lago Paganini podrá adquirir la maquinaria y reanudar la fabricación en una ubicación adecuada, una vez que las instalaciones de Moaña quedaron totalmente destruidas.
La Xunta defiende que actuó «con la máxima celeridad» tras el desastre, ocurrido en el mes de diciembre, y que el objetivo era «mantener los puestos de trabajo y garantizar la continuidad de una empresa solvente y de gran relevancia para la zona».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar