El Tesoro repite éxito al colocar letras a un interés menor

El Tesoro ha vuelto a obtener este martes el aprobado de los mercados tras el éxito de la primera subasta y pese a la rebaja de calificación de Standard & Poor’s. Este martes ha realizado una primera emisión de letras en la que ha captado 4.900 millones. En concreto, ha adjudicado 3.007 millones a doce meses a un tipo marginal del 2,15% frente al 4,08% de diciembre y 1.873 millones a 18 meses a un tipo marginal del 2,49% frente al 4,22% de diciembre. Son los intereses pagados más bajos desde octubre de 2010.

La demanda repuntó para los papeles a un año, situándose el ratio de cobertura en las 3,54 veces desde las 3,14 veces de diciembre, mientras que en el caso de las letras a 18 meses cayó desde las 4,97 veces anteriores a 3,23 veces.

El interés mostrado por los inversores ha sido elevado, aunque según los expertos, es la primera vez desde diciembre que el Tesoro coloca dentro del rango objetivo (en la anterior de bonos casi doblo la cantidad máxima).

Nuevo éxito de colocación del tesoro español

La subasta de diciembre fue la primera en la que el Tesoro superó sus objetivos de emisión, algo que repitió en la última emisión de 2011 y en la primera de 2012, cuando el equipo de Mariano Rajoy ya había llegado a la Moncloa y había anunciado sus primeras medidas.

De hecho, en dicha emisión, que se celebró la semana pasada, el Tesoro colocó casi 10.000 millones, el doble de lo previsto, en bonos a tres y cuatro años gracias a la moderación de los tipos de interés y a la alta demanda.

La emisión de este martes, la primera de letras en lo que va de año, también es la primera desde que Standard & Poor’s decidiera realizar el pasado viernes una rebaja de notas generalizada que afectó a nueve países de la eurozona. De hecho, España sufrió una rebaja de dos escalones, mientras que otros países como Francia y Austria perdieron la triple A. Alemania, Finlandia, Luxemburgo y Países Bajos se salvaron de la rebaja y lograron mantener la máxima nota.

Algunos analistas achacan la buena racha del Tesoro al miedo a que lleguen tiempos peores y otros lo limitan a la intervención del Banco Central Europeo (BCE) desde que en diciembre decidiera ofrecer financiación ilimitada a las entidades europeas.

El Tesoro Público volverá a verse las caras con los inversores este jueves, para intentar conseguir entre 3.500 y 4.500 millones de euros mediante una emisión de deuda a largo plazo. En concreto, lanzará títulos con vencimiento en octubre de 2016, julio de 2019 y enero de 2022. En diciembre, las obligaciones a 10 años se emitieron con una rentabilidad media del 5,54%, frente al 5,18% actual.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar