Pintadas de activistas de Greenpeace en arrastreros de Vigo

Armadores de Vigo «condenan» el acto reivindicativo de Greenpeace y acusan al colectivo de aportar «datos manipulados»

   Un grupo de activistas de Greenpeace han pintado este lunes de madrugada cuatro barcos arrastreros, que permanecen atracados en el puerto de Vigo, con el lema ‘Stop Subsidios’, con el fin de denunciar que el dinero público «financia una práctica pesquera destructiva».

Fuentes de Greenpeace han explicado que esta acción reivindicativa pretende recordar que la pesca de arrastre daña los ecosistemas marinos y sobreexplota los stocks pesqueros. Frente a estos perjuicios, han denunciado que este tipo de pesca ha recibido 142 millones de euros de ayudas en los últimos 15 años.

   La organización ecologista ha pedido al Gobierno español y a la Comisión Europea «que dejen de subvencionar a estos 107 barcos», que «sólo producen el 0,95 por ciento del empleo», la mayoría con puertos base en Galicia y País Vasco. Greenpeace propone que se apoye la pesca artesanal, una práctica respetuosa con el medio ambiente y que crea un 28,35 por ciento del empleo del sector.

Armadores de Vigo «condenan» el acto reivindicativo de Greenpeace y acusan al colectivo de aportar «datos manipulados»

Arvi recuerda que «desde hace nueve años las ayudas para la construcción de nuevos barcos han sido prohibidas por la UE»

   La Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo (ARVI) ha manifestado este lunes su «rotundo rechazo y condena» ante el acto reivindicativo realizado por la organización Greenpeace –que ha pintado el lema ‘Stop Subsidios’ en cuatro arrastreros atracados–, una acción que califica de «atentado».

   A través de un comunicado, los armadores acusan al colectivo de aportar «datos manipulados» en sus denuncias públicas, en las que han afirmado que los arrastreros sólo generan el 0,95 por ciento del empleo.

   A ese respecto, los armadores indican que un estudio del Departamento de Economía Aplicada de la Universidade de Vigo revela que la inactividad de estos buques en el Atlántico Noroccidental «provocaría la pérdida de 6.000 empleos, afectando a muchos pueblos de la costa gallega».

   Además, añaden que, según las tablas ‘input-output’ de la Universidad de Santiago de Compostela, de la pesca dependen 74 sectores de actividad en Galicia, aunque en el caso de la pesca congelada la relación es «significativamente mayor».

AYUDAS «PROHIBIDAS»

   Por otra parte, frente a las críticas en las que Greenpeace mantiene que este tipo de pesca ha recibido 142 millones de euros de ayudas en los últimos 15 años, Arvi recuerda que «desde hace nueve años las ayudas para la construcción de nuevos barcos han sido prohibidas por la Unión Europea».

   También señala que las únicas ayudas que actualmente concede la UE son para la «reducción» de la flota y para «mejorar las condiciones de trabajo y seguridad en el mar, además de la calidad de los productos» y que España recibe fondos en función de la «importancia de su sector pesquero».

MILES DE PUESTOS DE TRABAJO

   Sobre los posibles efectos nocivos de la pesca de arrastre, los armadores de Vigo recuerdan que España «ha sido el único país que ha realizado cinco campañas de estudio de los fondos marinos» en varias áreas del Océano Atlántico que han contado con la colaboración de la flota.

   Asimismo, aseguran no entender por qué «Greenpeace se sigue cebando con la flota gallega, que no llega a capturar el dos por ciento de las capturas mundiales» y recuerdan que eliminar este tipo de buques supondría «aumentar la lista de desempleo en varios miles de personas más» en la comunidad autónoma.

   Por todo ello, ARVI lamenta la «falta de rigor» y también la «irresponsabilidad» de la acción reivindicativa, ya que, según señala, de los cuatro barcos pintados, «dos se encuentran afectados por planes de adaptación de la flota, con lo que no volverán a pescar».

   Finalmente, la Cooperativa de Armadores afirma que «no se explica cómo el Puerto de Vigo ha podido ser escenario de un ataque de estas características, en el que incluso se utilizó material inflamable», teniendo en cuenta que los «puertos son zonas que exigen una protección especial en materia de seguridad».

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar