El PSdeG pide ayuda a Ferraz para mantener el principio «una persona, un cargo»

 La Ejecutiva Nacional Galega del PSdeG ha aprobado este lunes un informe en el que traslada a Ferraz la exigencia de recabar un compromiso de renuncia a aquellos componentes de las candidaturas que ya ostenten algún cargo, como Carmela Silva, propuesta para encabezar la lista de Pontevedra al Congreso y actualmente teniente de alcalde en Vigo.

   Tras una reunión que se prolongó durante cuatro horas y en la que, como ha admitido el secretario de Organización del PSdeG, Pablo García, hubo «debate», la dirección del PSdeG logró aprobar «por unanimidad» un informe que pide a los órganos federales que «la aprobación definitiva» de las listas propuestas por las estructuras provinciales «queden sujetas a que todos los candidatos cumplan con el régimen de incompatibilidades».

   Además, en un segundo apartado, precisa al Comité Federal –encargado de sancionar las listas tras la autorización de la Ejecutiva Federal– que «supedite la aprobación definitiva» de las listas al «efectivo cumplimiento» de los estatutos y normas del partido «en el momento de la constitución de las Cortes Generales».

   Así, si Ferraz decide atender la petición de los socialistas gallegos –el informe no es vinculante–, habrá de obtener de Silva un compromiso de renuncia a uno de sus cargos antes de aprobar las listas; algo que ya intentó sin éxito Pachi Vázquez. De todas formas, la renuncia no tendría que efectuarse hasta tomar posesión del escaño en el Congreso o el Senado.

   La votación de este texto no estuvo exenta de polémica, ya que más de 30 miembros de la dirección socialista –de 40 asistentes– pidieron la palabra para «defender sus opiniones y sus puntos de vista», en palabras de Pablo García. Llegado el momento de la votación, ocho dirigentes pontevedreses, encabezados por el secretario provincial, Modesto Pose, y el portavoz parlamentario, Abel Losada, abandonaron la reunión.

   Preguntado en la comparecencia posterior a la reunión de la Ejecutiva, García rechazó la posibilidad de hacer «alguna excepción» en el caso de Silva, tal y como pidió el PSOE vigués. «El informe dice lo que dice, y todo el mundo tiene que cumplir las normas», zanjó, no sin antes resaltar que se trata de «una estupenda candidata».

   De hecho, utilizó su valía política para defender que debería ser «la primera en cumplir las normas», si bien reiteró, al igual que en otras ocasiones, que la edila y senadora «nunca» hizo llegar al partido su pretensión de compatibilizar varios cargos.

   En cualquier caso, a su juicio, el informe aprobado «pone punto y final» al debate de las últimas semanas en torno al cumplimiento de la máxima de la que Pachi Vázquez hizo bandera desde que fue aupado a la Secretaría Xeral para evitar las acumulaciones de cargos. Ahora, aseguró, no quedan «diferencias» entre «sectores» dentro del partido.

   Otra cuestión que descartó es que Ferraz «no atienda» los requerimientos de la federación gallega del PSOE, extremo que ven factible otros dirigentes socialistas consultados por Europa Press: «si hay excepciones en otros sitios, ¿por qué no en Vigo?», reflexionan.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar