Estética

NADA más aparecer en las pantallas de televisión el escenario para la rueda de prensa, de Isabel Díaz Ayuso y Pedro Sánchez, los teléfonos móviles y las redes se inundaron con comentarios y memes jocosos. La hilaridad producida por semejante estética de banderas españolas y madrileñas alternadas, como un ciclorama de teatro político arcaico, no era para menos. Pero lo peor, en lo que casi nadie se detuvo, fue el mensaje implícito de la escenografía implantada por los equipos de protocolo y comunicación de la Comunidad de Madrid y, seguramente
–si no es que torticeramente se lo colaron–, aceptado por los responsables del Gobierno de España.

Para la ocasión habrían sido suficientes, situadas con discreción, las banderas de Europa, España y Comunidad de Madrid. Con el apabullamiento desplegado, Díaz Ayuso trató de transmitir una situación de igualdad política de la Comunidad con el Estado. Un pulso demostrativo de una superioridad irreal y, lo que es peor, una prevalencia de las actuaciones políticas partidarias en detrimento de las soluciones sanitarias y científicas, que debieran desprenderse del diálogo de colaboración. Sánchez descendió un peldaño tendiendo la mano y Ayuso se puso de puntillas para mantenerse en pie de guerra, como ariete del PP-Casado contra el Gobierno de Sánchez. Justo lo mismo que ha ejercido durante toda la pandemia.

No, esa estética no era inocente. Manifestaba prepotencia e intención de no enmendar las erráticas actuaciones que el equipo de Díaz Ayuso viene practicando en el territorio madrileño. Una postura de corte nacionalista, al estilo independentista catalán, pero paradójicamente pregonando que España es Madrid. Y, para afianzar cuanto la estética transmitía, las intervenciones de la presidenta únicamente emitieron mensajes ideológicos. Esto es, demostró que la catástrofe pandémica madrileña es consecuencia de la aplicación de actuaciones políticas en lugar de soluciones sanitarias y científicas adecuadas. Como era previsible, a las primeras de cambio, el hipotético pacto de las banderas ha saltado por los aires.

Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar